PIDE MÁS JUZGADOS ESPECIALIZADOS

Petición muy clara de la magistrada al cargo del único Juzgado de Violencia de Género en CLM

Imagen de recurso Imagen de recurso

La magistrada titular del único juzgado exclusivo de violencia de género de Castilla-La Mancha, Cira García, ha reivindicado este martes más juzgados especializados en esta materia en la región y que se doten de presupuesto las oficinas de atención a las víctimas, en un contexto que apunta a que el maltrato no es un problema que va decreciendo, sino que existe un aumento progresivo y "especialmente alarmante" en la gente joven.

Así lo ha resaltado la magistrada a preguntas de los periodistas, antes de participar en la jornada "Protección e intervención contra la violencia de género", organizada por Comisiones Obreras en Toledo y que han inaugurado la secretaria regional de Mujeres e Igualdad de CCOO en Castilla-La Mancha, Rosario Martínez, y el secretario provincial del sindicato, José Luis Arroyo.

García ha subrayado que los últimos informes del Observatorio de Violencia de Género ponen de relieve que la violencia de género no es un problema que va decreciendo, "sino que, por el contrario, existe un aumento progresivo y una situación especialmente alarmante en la gente joven".

En este contexto ha señalado que, desde hace años, en el Consejo General del Poder Judicial "hay una preocupación importante para que los jueces y juezas estén informados en violencia de género" y, fruto de ello, el pasado diciembre se aprobó una norma que reforma la Ley Orgánica del Poder Judicial, que prevé la especialización y unas pruebas que se van a hacer por parte de los integrantes de la carrera judicial y que todavía no se han llevado a efecto.

Y, como dato positivo, ha dicho que el último informe del segundo trimestre de 2019 del Observatorio de Violencia de Género evidencia un aumento del número de denuncias por violencia de género y también del número de condenas y órdenes de protección que se han solicitado y concedido por parte de los órganos jurisdiccionales, lo que, a su juicio, "supone una lectura positiva porque existe una mayor concienciación y sensibilización a la hora de tratar estos temas".

En cualquier caso, la magistrada ha considerado que una buena atención a las víctimas de violencia machista requiere de la existencia de más juzgados especializados, "porque el servicio y respuesta que se presta a una víctima de violencia de género es completamente distinta si es atendida en un juzgado exclusivo o en otro juzgado, donde se llevan a cabo muchos más asuntos".

Y ha puesto como ejemplo que un juzgado exclusivo en violencia de género, como el que ella dirige en Albacete, dispone de un equipo psicosocial especializado que te permite dar una respuesta inmediata.

También ha reivindicado que se doten económicamente las oficinas de atención a las víctimas, a las que ha considerado "un instrumento fundamental para dar una atención psicológica inmediata a la víctimas incluso antes de que presten declaración ante el juez".

Sobre el impacto de la violencia en los menores, la magistrada ha valorado que desde la reforma de la Ley Orgánica de Violencia de Género de 2015 los menores son considerados también víctimas de violencia de género, aunque no sean víctimas directas de violencia de género.

Pero, sin embargo, ha lamentado que se estén concediendo derechos de visita "obviando situaciones que no son asimilables cuando existe una situación de violencia de género".

Y en este contexto ha remarcado que tanto el Convenio de Estambul, que forma parte el ordenamiento jurídico español desde 2014, como la reformada ley de Violencia de Género establece que "el menor sea oído y escuchado", lo que implica que, en todas las decisiones que afecten a un menor y al régimen de visitas, tiene que escucharse a los menores, ha reiterado.

Por su parte, la secretaria regional de Mujeres e Igualdad de CCOO, Rosario Martínez, ha destacado que, en lo que va de 2019, no ha habido ninguna víctima mortal, si bien desde que se tiene contabilidad han muerto a manos de sus parejas o exparejas 44 mujeres en la región, y durante este año ha habido 5.309 denuncias por violencia de género, 220 más que el anterior, y unas 1.200 órdenes de protección.

Por su parte, Arroyo ha destacado que, entre los objetivos de la jornada organizada por CCOO sobre la protección e intervención contra la violencia de género, figuran "desmontar esos mensajes de odio que tratan de poner en cuestión compromisos de índole internacional como la Declaración de los Derechos Humanos en la defensa a las mujeres, directivas europeas y compromisos legislativos y de pacto social en España contra una de las lacras más execrable como es la violencia machista", ha aseverado.

Compartir
Update CMP