MEDIO AMBIENTE

Castilla-La Mancha, la cuarta que más ha reducido su emisión de gases de efecto invernadero

Castilla-La Mancha ha reducido un 2 por ciento sus emisiones acumuladas de gases de efecto invernadero (GEI), expresadas en toneladas equivalentes de CO2, entre 1990 a 2015. Un periodo de 25 años en los que la región ha conseguido rebajar este tipo de residuos, según ha dado a conocer el informe 'Radiografía de las emisiones de comunidades autónomas. Responsabilidad entre comunidades autónomas para conseguir la descarbonización de la economía. 1990-2015' del Observatorio de la Sostenibilidad.

La región está, por tanto, entre los cinco territorios que han conseguido reducir sus emisiones. De hecho, sólo Castilla y León (4%), País Vasco y Ceuta (3%), presentan unos números mejores que Castilla-La Mancha, mientras que Galicia se queda en la quinta posición con un descenso del 1%. 

En el lado opuesto se encuentran las catorce comunidades que han aumentado sus emisiones totales en el periodo 1990-2015, siendo Extremadura la que más ha crecido, con un 49% más en el periodo considerado, seguida de Murcia (48%), Canarias (46%) o la Comunidad Valenciana (43%).

El porcentaje de emisiones difusas sobre las totales en 2015 alcanza el 51% (el 49% restante corresponde a las emisiones fijas), valor ligeramente inferior al de la media nacional (59%), lo cual sitúa a Murcia en la décima cuarta posición, compartida con Andalucía.

Emisiones difusas

Las comunidades con mayores porcentajes de emisiones desde fuentes difusas son Madrid (95%), Extremadura (90%), La Rioja (86%) y Castilla-La Mancha (76%), debido en gran parte a la poca importancia de sus instalaciones energéticas a partir de fósiles y de industria pesada.

Las 17 comunidades ha registrado descensos en sus emisiones fijas y difusas entre 2006-2015. Las mayores disminuciones en fijas (datos para 2015) se han producido en La Rioja (-84%), Madrid (-75%) y Castilla-La Mancha (-52%). En emisiones difusas, entre 2006 y 2015, el descenso es liderado por Ceuta (-55%), la Comunidad Valenciana y Melilla (-31%), el País Vasco (-29%) y Canarias (-28%). 

Compartir