PRESENTACIÓN DEL NUEVO PROYECTO REGIONAL

Castilla-La Mancha pone en marcha un nuevo servicio de atención integral a las víctimas de agresiones sexuales

El Instituto de la Mujer de Castilla-La Mancha en colaboración con Amformad va a poner en marcha en septiembre un nuevo servicio de atención integral gratuito para las víctimas de agresiones sexuales en la región cuyo objetivo es prevenirlas y reconocer a sus víctimas con pleno derecho en violencia de género.

La directora del Instituto de la Mujer en Castilla-La Mancha, Araceli Martínez, ha destacado este jueves, en la presentación del proyecto, que es un programa "muy esperado y deseado" en el que el Gobierno autonómico ha puesto un "gran" empeño, mientras que la presidenta de la Asociación de mujeres para la formación y el desarrollo (Amformad), Milagros Figueres, ha avanzado que habrá un área psicológica y otra de servicio jurídico.

"Se trata de un servicio en el que hemos puesto especial atención pues lo consideramos muy necesario", ha explicado Martínez, ya que "se actuará contra cualquier manifestación de violencia de género y se reconocerá a las víctimas de violencia sexual como victimas de violencia de género de pleno derecho de recursos en cuanto se apruebe la ley regional la semana que viene". 

Este servicio que contará con 230.000 euros de presupuesto hasta 2019 (momento en que se evaluará su puesta en marcha), complementa el programa de prevención de agresiones sexuales que el Instituto de la Mujer tiene en marcha desde 2016 en Castilla-La Mancha y dará inicio como un programa piloto a partir de septiembre con la intención de implantarse de forma definitiva a partir del año que viene.

Este presupuesto se suma al total de 6 millones de euros que el que el Instituto de la Mujer ha conseguido haciendo prevalecer el factor de ruralidad y de dispersión demográfica en Castilla-La Mancha gracias a el pacto de Estado contra la violencia de género, para "luchar contra el machismo" según ha anunciado su presidenta.

MujeresAtencion2Int60

"Parte de este dinero se va a utilizar para promover un cambio de modelo en la red de centros a la mujer en la región desde el aumento de horas en prestación, aumento de las jornadas, mejoras salariales o el reconocimiento de la figura de la persona coordinadora", ha avanzado Martínez.

Por su parte, Figueres ha dicho que van a trabajar junto al Instituto con un enfoque interdisciplinar y ha explicado que este servicio contará con un área psicológica y otra de servicio jurídico repartida por todas las provincias de Castilla-La Mancha.

Estas dos áreas estarán constituidas por cinco abogadas, una por provincia, en el servicio jurídico que acompañarán a las victimas de agresiones sexuales en todo el proceso penal, y en el área psicológica se pondrá en marcha un servicio de intervención terapéutica para las víctimas, por parte de tres profesionales.

"La forma en la que vamos a trabajar con las víctimas va a ser a través de los centros de la mujer, que derivarán a las diferentes direcciones provinciales y desde ahí a este programa como posibles víctimas de agresión sexual", ha explicado Figueres quien ha recordado que "también estará disponible la línea 900 para un primer contacto donde puedan recibir una primera atención".

Las agresiones de carácter sexual suelen ser las más silenciadas, según datos facilitados por el Instituto de la Mujer, ya que solo se denuncian entre el 7 y el 10 por ciento del total, aunque existe una tendencia positiva con una subida de un 42,7 por ciento de denuncias en el primer trimestre de 2018 con respecto al periodo anterior (107 casos), según Araceli Martínez

Compartir
Update CMP