18 de diciembre de 2017
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

DURAS CRÍTICAS DESDE EL AYUNTAMIENTO

Seria advertencia a Page desde una capital castellano-manchega: "No nos vamos a dejar pisotear"

Jaime Carnicero, vicealcalde de Guadalajara
Jaime Carnicero, vicealcalde de Guadalajara

El vicealcalde de Guadalajara, Jaime Carnicero, ha lamentado la falta de voluntad de la Junta para desarrollar "proyectos esenciales" para la capital y ha reclamado al presidente regional, Emiliano García-Page, que "deje de pisotearnos como ciudad".

Carnicero ha denunciado en rueda de prensa la "situación de abandono" a la que está sometiendo el Gobierno regional a la capital alcarreña y ha citado el Hospital como "mejor ejemplo de inutilidad política" de la consejería de Sanidad y respecto a la apertura de su aparcamiento ha aseverado que "si no se abre es porque no quiere".

En su opinión, la Junta está echando "la culpa deliberadamente" al Ayuntamiento "pero la realidad es que si no se abre es porque la Junta puede no disponer de recursos económicos suficientes para cumplir con los compromisos de gestión con la empresa que se hará cargo de él".

"A día de hoy, la Junta ni siquiera ha presentado al Ayuntamiento el proyecto de las obras", ha precisado el vicealcalde, quien ha creído, no obstante, "más importante" el complejo sanitario.

Según Carnicero, "es una tomadura de pelo" porque "las obras no avanzan, llevan paradas mucho tiempo y, por eso, desde el Ayuntamiento reclamamos lo que Guadalajara se merece: que el gobierno de García-Page consigne las partidas presupuestarias necesarias para terminar el Hospital y el aparcamiento".

Carnicero ha pedido a García-Page que "deje de vender castillos de humo", ya que "los guadalajareños estamos cansados de tanto engaño".

Campus universitario

El vicealcalde también se ha referido al campus universitario como "otro ejemplo de la incapacidad de gestión de García-Page" y ha indicado que "el campus sólo podrá ser una realidad si existe voluntad de cada una de las partes".

"La voluntad del Ayuntamiento de Guadalajara ya ha quedado de manifiesto con la cesión de terrenos valorados en más de siete millones de euros, pero la voluntad de la Junta está en entredicho", ha apostillado.

Ha explicado que el Ejecutivo regional tenía que pagar dos millones y consignar las correspondientes partidas económicas en el actual presupuesto y en el siguiente, "y eso no lo quieren hacer, con lo cual su supuesta voluntariedad es papel mojado", ha agregado.

"De todo esto se deduce, según Carnicero, que García-Page no quiere a Guadalajara, no le importa esta ciudad ni sus vecinos porque no ha invertido nada en los últimos dos años y medio".

Además, ha incidido en que la recuperación del puente árabe, que estaba presupuestada y financiada, "ha sido eliminada" y sobre el Fuerte de San Francisco ha recordado que existe una sentencia judicial que obliga a la Junta a hacerse cargo de la rehabilitación de las naves y edificios.

"Lejos de asumir esa responsabilidad, la Administración regional ha presentado un recurso de casación ante el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha (TSJCM) para que sea elevado al Tribunal Supremo", ha precisado.

El vicealcalde ha concluido que "si García-Page se olvida de Guadalajara no se merece ser presidente de Castilla-La Mancha" y ha sentenciado: "Está intentando condenar a Guadalajara y a los guadalajareños, pero no nos vamos a dejar pisotear y contra eso nos vamos a rebelar". 

La respuesta de la Junta

Por su parte, el delegado de la Junta en Guadalajara, Alberto Rojo, ha recordado que ha sido el actual Gobierno regional "quien ha reactivado importantes proyectos para Guadalajara que quedaron paralizados por el Gobierno presidido por María Dolores de Cospedal, como es el caso del Hospital o del campus universitario".
 
Rojo ha lamentado que la paralización de estos proyectos durante la anterior legislatura haya supuesto una ralentización en su puesta en marcha, ya que ha habido que hacer frente a situaciones que habían variado en estos últimos años, como normativas o directrices de obra.

“En cualquier caso, resulta patético que todavía haya quien se empeñe en negar la evidencia, porque por mucho que se insista en afirmar una mentira, ésta no se convierte en verdad”, ha declarado el delegado de la Junta.

COMPARTIR: