REGISTRA SU PETICIÓN EN EL PALACIO DE FUENSALIDA, SEDE DEL GOBIERNO REGIONAL

Paco Núñez pide el toque de queda a las 23.00 h. y la eliminación del código QR de los bares

Paco Núñez y Lola Merino llegando al Palacio de Fuensalida este jueves Paco Núñez y Lola Merino llegando al Palacio de Fuensalida este jueves

El PP de Castilla-La Mancha ha solicitado al Ejecutivo autonómico que, en la reunión del Consejo de Gobierno que tiene programada para este sábado, extienda el toque de queda desde las 22.00 horas que está en la actualidad hasta las 23.00 horas y que elimine el código QR en hostelería.

Estas son algunas de las propuestas que ha realizado el presidente del PP en la región, Paco Núñez, en un escrito que este jueves ha registrado en el Palacio de Fuensalida, sede de la Presidencia de la Junta de Comunidades, con el objetivo de que sean tenidas en cuenta en el próximo de Consejo de Gobierno extraordinario, en el que está previsto que se flexibilicen las medidas.

En declaraciones a los medios de comunicación, Núñez ha subrayado que no son propuestas "fruto de un programa político ni siquiera del PP", sino que surgen del "contacto directo con la sociedad" y ha aseverado que como jefe de la oposición tiene "la obligación moral" de trasladar estas "cuestiones básicas" al Gobierno regional para "proteger cierta actividad económica" y que sea compatible con la salud pública.

Entre las medidas propuestas, Núñez ha planteado que el toque de queda se extienda hasta las 23.00 horas para que los hosteleros puedan estar abiertos hasta las 22.30 horas y, de este modo, poder ofrecer el servicio de cenas, que el servicio de comida a domicilio sea hasta la medianoche y que se elimine el código QR en hostelería, pues a su modo de ver criminaliza a este sector, ya que no se exige a otros.

También ha pedido aumentar el aforo en las terrazas, permitir el servicio en barra y que puedan abrir los locales de ocio nocturno -como discotecas o salas de fiestas- que tengan licencia especial, para poder ofrecer servicios de hostelería, siempre respetando todas las medidas de seguridad.

En cuanto al número de personas en las mesas, propone que sean hasta cuatro comensales en el interior de locales y seis en las terrazas.

Asimismo, en el ámbito de la cultura y el turismo ha solicitado que puedan reabrir teatros y cines; la redacción de un plan de reactivación turística que se redacte en coordinación con la Federación de Municipios y Provincias de Castilla-La Mancha, la hostelería, las agencias de viaje y otros sectores relacionados con el turismo; un plan de ayudas a las librerías y un plan de avales para financiar a los sectores audiovisual y de las artes escénicas.

Núñez también ha propuesto que el deporte sea reconocido como una "actividad esencial", que se permita la vuelta de los espectadores a los estadios y que se abra el deporte no federado.

"Espero, deseo y se lo pido por escrito que tenga en cuenta las propuestas del PP", ha subrayado Núñez, que en cuanto a la posibilidad de levantar el cierre perimetral de Castilla-La Mancha ha señalado que sus propuestas no son "una carta a los reyes magos" ni pide una normalidad que en la actualidad no existe porque sigue habiendo "una situación complicada".

Y sobre la petición que este miércoles ha realizado la ministra de Sanidad, Carolina Darias, para que las comunidades no levanten las restricciones para frenar la expansión de la pandemia con el fin de que la desescalada sea "muy prudente" y evitar una nueva ola, Núñez ha considerado que en Castilla-La Mancha se viven "dos desgracias", por un lado tener un Gobierno central gobernado por el PSOE y, por otro lado, que la región también está gobernada por los socialistas.

El PSOE le llama negacionista

El PSOE ha reaccionado a la iniciativa de Núñez. El secretario de Organización de los socialistas castellano-manchegos y diputado nacional por Toledo, Sergio Gutiérrez, le ha acusado de haberse "convertido en un negacionista" respecto a la Covid-19 y ha advertido que "las malas decisiones causan muertes y es con lo que no se puede frivolizar".

En una nota de prensa, Gutiérrez ha reaccionado a las propuestas que Núñez ha trasladado este jueves al Ejecutivo regional para que sean tenidas en cuenta en la reunión del Consejo de Gobierno que tiene programada para este sábado.

"Señor Núñez, es muy fácil hacer la oposición que usted hace, basta con estar en contra de todo y ver cómo evoluciona el virus para adelantarse a las decisiones que, de alguna manera u otra, sabe que se van a adoptar", ha replicado Gutiérrez a Núñez.

En cambio, Gutiérrez ha subrayado que lo "verdaderamente difícil" es tomar las decisiones que "salvan vidas, que acorralan al virus, que evitan contagios", y ha defendido que este tipo de medidas son las que ha adoptado el Gobierno regional aunque "no han tenido el respaldo del PP de Castilla-La Mancha".

Como muestra de la eficacia de las medidas que aprobó el Ejecutivo castellano-manchego hace justo un mes, Gutiérrez ha indicado que el 18 de enero, en Castilla-La Mancha había una incidencia acumulada a 14 días que rondaba los 1.300 casos por cada 100.000 habitantes y en actualidad, la incidencia acumulada a 7 días está por debajo de 80 casos por cada 100.000 habitantes.

Compartir