MANTENIENDO LA PROPUESTA DEL GOBIERNO DE ESPAÑA

El toque de queda en Castilla-La Mancha será de 23:00 a las 06:00 horas

Jesús Fernández Sanz, consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha Jesús Fernández Sanz, consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha decidido mantener la limitación de movilidad nocturna entre las 23:00 y las 6:00 horas que establece el nuevo decreto de estado de alarma, que fija un toque de queda obligatorio para toda España, excepto Canarias, en ese horario, aunque deja a las comunidades autónomas la potestad de retrasar o adelantar su activación una hora respecto a esa franja.

El consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, ha presidido este lunes una nueva reunión de seguimiento de la evolución de la pandemia por coronavirus, que hoy ha tenido mucho que ver con el decreto que ayer mismo por la tarde se puso en marcha sobre el estado de alarma, informa la Consejería de Sanidad.

Fernández Sanz ha explicado en referencia al decreto de alarma, aprobado ayer por el Gobierno de España, que “Castilla-La Mancha ya lo había solicitado y además en los términos que se han concedido a nivel nacional, excepto en Canarias. Esto hace que sea una potente herramienta para detener al virus, que es detrás de lo que vamos”.

Asimismo, ha explicado que a lo largo de este lunes van a mantener más reuniones, "tanto técnicas como sociales” para consensuar respuestas a las posibles dudas que surjan de la normativa aprobada en la tarde de ayer por el Gobierno nacional.

Así, mañana martes, en la reunión del Consejo de Gobierno, se revisarán los criterios del articulado, que serán muy parecidos a los que ya hay en los niveles de medidas especiales complementarias a las medidas generales aplicadas por la Consejería de Sanidad en todo el territorio regional y que tienen nivel 1, nivel 2 y nivel 3, medidas que se pueden consultar en la página web de Sanidad.

Tal y como está informando EL DIGITAL, las comunidades autónomas podrán levantar a partir del 9 de noviembre, en función de cómo evolucione su situación epidemiológica, el toque de queda nocturno fijado por el nuevo estado de alarma aprobado este domingo en un Consejo de Ministros extraordinario, según han precisado fuentes gubernamentales.

Page: "No nos va a temblar la mano"

Posteriormente, en una rueda de prensa telemática, tras la XXIII Conferencia de Presidentes que se ha celebrado este lunes por videoconferencia, el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha añadido que también este martes por la tarde, el Gobierno regional mantendrá una reunión con las diputaciones, la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), la Delegación del Gobierno de España y los agentes sociales, con el fin de hacerles partícipes de la información y de los posibles escenarios.
García-Page ha afirmado que la intención del Ejecutivo autonómico es ir “de menos a más” y ha agregado que aunque Castilla-La Mancha está “a la mitad del problema” que tuvo cuando empezó la pandemia, la situación “también es grave. No estamos para relajarnos ni despreocuparnos”, ha apostillado.

El presidente ha remarcado que el decreto aprobado por el Gobierno de España es, por el momento, aplicable “de forma literal” en la región y ha agregado que las decisiones, a partir de ahora, se tomarán “hablando, escuchando, dialogando y en proporción a los datos que lleguen del sistema sanitario”.

“Si los datos permiten ser un poco más optimistas, lo seremos, pero si obligan a tomar medidas, las vamos a tomar además de escuchar. No nos va a temblar la mano”, ha advertido García-Page.

Compartir