A TRAVÉS DE LA REALIZACIÓN DE MANUALIDADES

Afiliados de la ONCE en Castilla-La Mancha vuelven a mostrar un claro ejemplo de superación

El día a día de las personas invidentes suele ser complicado y en este periodo de confinamiento puede que incluso más. Es por ello que, para ocupar su tiempo libre en casa, numerosos afiliados de la ONCE se están dedicando a actividades como el deporte, el baile, la cocina, la educación, la lectura o las manualidades.

Yolanda García, una talaverana con discapacidad visual grave que tan solo conserva el 8 por ciento de su visión, se ha centrado en las manualidades durante la cuarentena elaborando jarrones, joyeros, cajas de de madera, botellas o álbumes de fotos. Además, se ha encargado de la restauración de muebles a los que ha dado un toque "vintage".

Claudio Galán, otro de los afiliados de Talavera que fue vendedor de los productos de juego de la ONCE durante 18 años, aprovecha ahora su jubilación para decorar botellas de una forma muy original, para lo que emplea aguja y cuerda. A pesar de ser totalmente ciego, tiene claro que "con cuestión de paciencia todo es posible".

Estos vídeos muestran un claro ejemplo de superación, ya que desde la ONCE, personas con muchas más dificultades que gran parte de la ciudadanía, superan los obstáculos que se le ponen por delante y enseñan cómo emplear el tiempo, sobre todo, en este periodo tan difícil.  

 

Compartir
Update CMP