EL PP HABLA DE "TRAICIÓN" A LOS CIUDADANOS

El Gobierno de Page mantiene su compromiso de fijar por ley el tiempo máximo de espera en la sanidad pero hacerlo de inmediato es "inasumible"

Emiliano García-Page, presidente de Castilla-La Mancha, y Jesús Fernández Sanz, consejero de Sanidad, en una imagen de archivo
Emiliano García-Page, presidente de Castilla-La Mancha, y Jesús Fernández Sanz, consejero de Sanidad, en una imagen de archivo

El portavoz del Partido Popular en las Cortes de Castilla-La Mancha, Francisco Cañizares, ha calificado este martes en Ciudad Real de "traición" a todos los ciudadanos de la región que "el Gobierno del PSOE y Podemos" haya vetado el cumplimiento de la promesas del presidente autonómico, Emiliano García-Page, en materia de sanidad al rechazar la Proposición de Ley que su formación presentó sobre los tiempos máximos de espera.

Cañizares, en rueda de prensa, ha lamentado que "aduciendo que significaría una considerable modificación presupuestaria" el Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha no aceptara este lunes continuar con el trámite de la Proposición de Ley del PP para regular los tiempos máximos de espera en la sanidad de la Comunidad Autónoma.

"Tenemos 1.000 millones más que en 2015, pero se los están gastando en tener un gobierno un 50% más grande que el de María Dolores de Cospedal y en prometer y dar altos cargos" ha indicado el portavoz del PP en las Cortes de Castilla-La Mancha, al tiempo que ha señalado que el presidente regional prometió en el Debate de Investidura reducir los tiempos de espera a 20 días en el caso de pruebas, 30 en las consultas y 90 en intervención quirúrgica.

Por el contrario, ha dicho, en la actualidad hay 20.000 pacientes más en los tramos más largos de las listas de espera para una operación que en 2015, y de ellos más de 10.000 superan los 180 días de espera "que es la media en Castilla-la Mancha, la más alta del país junto a Canarias".

El compromiso de Page

Cañizares, que ha recordado que Emiliano García-Page reiteró en compromiso en los dos Debates del Estado de la Región, ha concluido aseverando que "es una situación insostenible y una desvergüenza que se autoveten en sus compromisos para no tener que votar en contra, son incapaces incluso de debatirlo".

Sobre este asunto, la vicesecretaria general del PSOE en la provincia de Ciudad Real, Blanca Fernández, ha explicado que la Ley de tiempos máximos de espera no se ha aprobado aún "porque supone un incremento presupuestario que los propios dirigentes del PP saben que es inasumible", pero ha añadido que el Ejecutivo de García-Page estará en disposición de ponerla en marcha cuando la Oferta de Empleo Público (OPE), sea una realidad, es decir, hayan sido cubiertas todas las plazas que ya ha aprobado el Consejo de Gobierno.

Ha asegurado igualmente que la Ley de Garantías volverá a ser una realidad en el sistema público sanitario de Castilla-La Mancha, y lo hará de la mano del presidente, Emiliano García-Page, "tras haber sido deroga de forma inmisericorde por parte del PP de Cospedal tras despedir a 3.000 profesionales sanitarios", ha informado el PSOE en nota de prensa.

Se necesitan más sanitarios

La también portavoz del Grupo Parlamentario Socialista ha insistido en que para que se puedan garantizar los tiempos máximos de espera en las listas sanitarias es necesario que los profesionales sanitarios se hayan incorporado al sistema público de salud, algo que se garantizará el próximo año.

Al hilo de esta cuestión, Fernández ha resaltado que desde que Emiliano García-Page llegó al Gobierno no ha hecho otra cosa que invertir en reducir el número de pacientes y los tiempos de espera".

Por ello, Fernández ha indicado que no se debe dar pábulo a las "falsedades" de dirigentes como el presidente provincial del Partido Popular de Ciudad Real, Francisco Cañizares, porque "miente sobre la postura del Gobierno regional con esta ley, al igual que afirmó en su momento que la OPE era una mentira y es evidente que es una realidad".

Para finalizar, la responsable socialista ha lamentado que la Ley de Garantías es un ejemplo más de "cómo en 24 horas puede derogarse una ley y acabar con los derechos de los ciudadanos, y de cómo un Gobierno va a necesitar los 4 años como mínimo de su legislatura para recuperar lo que el anterior Ejecutivo de Cospedal destrozó en unas horas".

COMPARTIR: