21 de noviembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

NEGOCIACIONES

Desconvocan la huelga de ambulancias en Cuenca y aplazan los paros en el resto de la región

El Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam) ha citado este jueves, día 9, a los sindicatos CCOO y UGT y a las empresas adjudicatarias del transporte sanitario, que llevaban desde finales del año pasado solicitando una reunión, para abordar la situación del sector y reclamar la dotación económica precisa para garantizar la calidad del servicio y el cumplimiento de los contenidos económicos del nuevo convenio colectivo, por lo que los sindicatos han aplazado hasta el martes próximo los paros previstos para esta jornada y han dejado en suspenso los convocados para el día 16 y las huelgas a jornada completa del 22 y 23 de este mismo mes.

"El conflicto sigue latente y en ebullición, pero ahora el Sescam ya parece haber asumido que está en su mano y en su responsabilidad aportar la solución. Veremos mañana", ha señalado el responsable del sector de CCOO-FSC en Castilla-La Mancha, Alfonso Tercero.

En un comunicado, CCOO ha destacado que "los sindicatos llevan toda la legislatura reclamando la recuperación, al menos en parte, del empleo destruido, los derechos laborales perdidos y las mermas salariales (un 16% de media) sufridas por las trabajadoras y los trabajadores de las ambulancias bajo el Gobierno del PP de Cospedal".

"Sin embargo, el actual Gobierno volvió a adjudicar en enero de 2017 las contratas de este servicio público a las empresas SSG en Albacete, Ciudad Real y Guadalajara, a la UTE Ambulancias Cuenca en Cuenca y a Finisterre/Sanromán en Toledo, con sustanciales rebajas sobre el precio de licitación, que suman un recorte de 25 millones de euros durante la duración de los contratos".

Al respecto, Tercero ha comentado que "el propio servicio, en vez de mejorar, ha empeorado. No hay más que ver cómo están las ambulancias, poco menos que para el desguace. Tampoco se ha recuperado ni uno solo de los 200 puestos de trabajo destruidos en la anterior legislatura. Y los 1.700 trabajadores que prestan el servicio ni siquiera han empezado a recuperar poder adquisitivo, pese a nadie o casi nadie perdió más que ellos; ni tampoco a revertir los recortes de los derechos que se les arrebataron. La situación es insostenible; veremos qué ocurre mañana".

COMPARTIR: