15 de diciembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

ESTÁ MUY CASTIGADA POR LA SEQUÍA Y LA ESCASEZ

Se encienden las alarmas: la cuenca del Tajo se encuentra en una situación "muy preocupante"

La parte occidental de la cuenca del Tajo se encuentra en un estado "muy preocupante" debido a las situaciones de sequía y escasez en la que se encuentra, de acuerdo con el Plan Especial de Sequía de la Parte Española de la Demarcación Hidrográfica del Tajo, según ha informado el Ministerio para la Transición Ecológica (Miteco).

Las precipitaciones recibidas en la parte española de la cuenca del Tajo durante el pasado año hidrológico se sitúan en valores muy bajos de la serie histórica, lo que ha provocado que el volumen de aportaciones recogido no ha sido suficiente para cubrir la demanda que se produce en la parte española de la demarcación, habiéndose consumido una parte importante de la reserva embalsada con la que se inició el año.

A pesar de dicha situación, Miteco señala que en la actualidad no se cumplen las circunstancias definidas por el Convenio como excepcionales en las que se permite no aplicar los caudales acordados para aportar, a la parte portuguesa, desde la parte española de la demarcación.

Sin embargo, este departamento destaca que España está realizando un importante esfuerzo para cumplir, de forma "estricta", con los términos establecidos por el Convenio, a la vez que se atienden las demandas internas. Concretamente, después de afrontar el cumplimiento de todos los caudales comprometidos correspondientes al año hidrológico 2018-2019.

Igualmente, se seguirá atendiendo el resto de compromisos establecidos por el citado Convenio, que define el marco de cooperación entre las Partes para la protección de las aguas superficiales y subterráneas y de los ecosistemas acuáticos y terrestres directamente dependientes de ellos y para el aprovechamiento sostenible de los recursos hídricos de las cuencas hidrográficas compartidas entre España y Portugal.

COMPARTIR: