CONTUNDENTE COMUNICADO DESDE EL HOSPITAL

Indignación entre los médicos de la UCI de Albacete tras el pleno del sábado: "Han faltado monitores, respiradores..."

Malestar entre los profesionales de la Unidad de Cuidados Intensivos del Complejo Hospitalario Universitario de Albacete después de que el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, y el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, hayan defendido que en dicho centro sanitario "no han faltado respiradores" y que en todos los hospitales de la región "ha habido camas libres" incluso en el pico de la pandemia de coronavirus, algo que hicieron durante el pleno extraordinario celebrado el pasado sábado en el Parlamento autonómico para dar cuenta de la gestión realizada por el Gobierno regional para atajar la crisis generada por el coronavirus.

En un comunicado firmado por el doctor José Luis Cortés Monedero, jefe de servicio de Medicina Intensiva en el hospital albaceteño, pero hecho público "en nombre de todos los miembros del Servicio", los médicos de la UCI de Albacete aseguran que "han faltado monitores, respiradores, infraestructuras, tomas de gases...".

Sin embargo, afirman que han "tratado de sacar el máximo provecho de todos los recursos que el hospital y sociedad han puesto en nuestras manos". Y  lo han hecho, según explican, "usando, por ejemplo, monitores de veterinaria, respiradores de transporte, cedidos, prestados, donados en una gran corriente de solidaridad, sin la cual no hubiese sido posible". 

"Hemos superado una primera fase de esta crisis gracias a los recursos de profesionalidad, colaboración, compañerismo, calor humano y solidaridad y no por los recursos materiales", señalan los intensivistas de Albacete en un comunicado con el que han querido manifestar su postura "en estos momentos en que titulares periodísticos interesados y deplorables manifestaciones políticas parecen cuestionar la actuación de los profesionales de este hospital". 

 "Vamos a tratar de mantener estos valores, trabajando junto al resto de nuestros compañeros, porque esta crisis no ha terminado y no sabemos si lo peor ha pasado o está por venir", finalizan los miembros del servicio de Medicina Intensiva de Albacete.

Desmentido de Izquierda Unida

Sobre las mismas declaraciones del presidente Page, que afirmó en las Cortes de Castilla-La Mancha que "no han faltado respiradores", Izquierda Unida de Albacete ha asegurado que, durante el pico de la pandemia, "los criterios para asignar a una persona como candidata al uso de un respirador en la Unidad de Cuidados Intensivos tuvieron que sufrir una serie de modificaciones dadas las circunstancias extraordinarias y la cantidad inusual de personas que requerirían esta terapéutica, sin ser suficiente para todos". "Es por ello que, muy a pesar de la persona responsable de tomar dicha decisión, la mayoría de los pacientes que presentaban una infección grave por COVID y que no se esperaba que se fuera a beneficiar tanto como otro paciente más joven y sin comorbilidades, no era candidato a entrar en la UCI. Por lo tanto, y en un sentido estricto, los pacientes que no cumplieran los requisitos (extraordinarios y modificados por esta situación de escasez) serían candidatos a otro tipo de tratamientos que se irían modificando en los sucesivos protocolos en función de las nuevas evidencias disponibles", han añadido en un comunicado.

"Esto dista mucho de la afirmación de que hubiera medios para todo y toda paciente. Es, más bien, una estrategia de adaptación a los medios disponibles. Medios que, además, tardaban en llegar, y es por eso que incluso el 1 de abril el jefe de servicio de Anestesia y Reanimación del Hospital de Albacete, Ramón Peyró, comunicó que él mismo iría a recoger los respiradores extra que se prometieron destinar a Albacete de Murcia", afirman desde IU.

Preguntado por estas críticas tras la rueda de prensa en la que ha ofrecido los últimos datos sobre la incidencia del coronavirus en Castilla-La Mancha, el director general de Salud Pública del Gobierno regional, Juan Camacho, ha admitido que coincidiendo con el "pico de actividad", entre el 31 de marzo y el 1 de abril, "no nos sobraba material", aunque ha insistido en que se pusieron a disposición de los pacientes "todos los recursos necesarios".

Compartir
Update CMP