PETICIÓN DE IZQUIERDA UNIDA

Piden que los prostíbulos de Castilla-La Mancha queden excluidos de ayudas económicas

Izquierda Unida de Castilla-La Mancha ha instado a la Junta de Comunidades, diputaciones provinciales y a los ayuntamientos de la región para que extremen la vigilancia y excluyan de las ayudas a la hostelería a los locales de prostitución.

Para la responsable del Área de Mujer de IU, Isabel Álvarez, "no es posible que las ayudas que pretenden paliar los efectos de la pandemia en la hostelería acaben en manos de proxenetas y explotadores sexuales". "Nos consta que se están solicitando estas ayudas en algunos municipios amparándose en la variada tipología de licencias con que operan estos locales de prostitución".

Por ello desde IU exigen en nota de prensa que "en desarrollo de las competencias de la Consejería de Igualdad y en aplicación de la Ley por una sociedad libre de violencia se articulen las medidas de control e inspección suficientes para que no se puedan obtener beneficios económicos procedentes de las administraciones públicas y de esta manera no se pueden subvencionar a locales que sirviéndose de subterfugios se lucran con la prostitución".

"Algunos ayuntamientos de la región han conseguido truncar estas solicitudes comprobando el cumplimiento y la puesta al día de los requisitos que la convocatoria exigía para todos los establecimientos y que estos locales no cumplen, pero tememos que no sea efectivo en todos los casos", han explicado desde la formación de izquierdas.

Por último, Álvarez considera "imprescindible" la puesta en marcha de inspecciones de carácter laboral y sanitario, el trabajo con colectivos y las medidas sociales, sanitarias y de seguimiento necesarias para lograr una alternativa habitacional y de vida para las mujeres en prostitución. "A ellas no llegarán estas ayudas ya que engordarán las cuentas de proxenetas y servirán para mantendrán abiertos los locales para los puteros".

Por su parte, el coordinador regional de IU, Juan Ramón Crespo, ha declarado que "son numerosas las ayudas que desde la Junta de Comunidades, las diputaciones y las entidades locales se ofrecen, en forma de subvenciones, bonos y convocatorias para el sector en su conjunto, es decir, hoteles, hostelería, bares y restaurantes, y que pudieran acabar sufragando locales de prostitución, disminuyendo además las posibilidades del resto de empresas para su recepción al estar sujetas en muchas ocasiones a disponibilidad presupuestaria".

"Para Izquierda Unida es imprescindible que se establezcan unos criterios homogéneos desde las autoridades para que se frenen estas pretensiones y aporten una solución global que imposibilite que se puedan sortear los requisitos para que los proxenetas puedan obtener ingresos públicos", ha añadido Crespo.

Compartir