NUEVA ORDEN

La Junta inyecta más de 5 millones a los grupos de desarrollo rural para la lucha contra el pandemia

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha destinado 5,5 millones de euros a los grupos de acción local que forman parte de la Red Castellano Manchega de Desarrollo Rural (Recamder), con el fin de que puedan hacer frente a las dificultades que está provocando la crisis sanitaria generada por la covid-19.

El Ejecutivo autonómico ha resuelto este viernes la convocatoria de este fondo específico, en el marco del Programa de Desarrollo Rural, ha informado este sábado en una nota de prensa la Consejería de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural.

Asimismo, ha indicado que parte de un compromiso del Gobierno regional, a través del consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, con los grupos de desarrollo rural desde el inicio de la programación, para hacer frente a diferentes situaciones que afectaran a las zonas con más problemas de despoblación.

"Y ahora es necesario utilizarlo", ha destacado Martínez Arroyo, que ha explicado que la asignación de estos 5,5 millones de euros para el desarrollo de actuaciones públicas y privadas en los municipios más pequeños de Castilla-La Mancha durante 2021 y 2022, "con las miras puestas en que nadie se quede atrás en esta crisis provocada por el covid-19".

Se trata de combatir los efectos de la pandemia en medio rural, ha apuntado la Consejería, que ha precisado que entre los criterios para asignar las cantidades, se ha priorizado a las zonas más despobladas.

Así, la asignación se ha realizado conforme al criterio poblacional, para el importe base, uno extra por limitaciones naturales y un importe adicional calculado con arreglo a la dificultad existente ante la despoblación, que va a beneficiar a los pequeños municipios de todas las provincias, en espacial a los más despoblados, que tendrán una mayor asignación.

La Consejería de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, ha recordado esta resolución llega semanas después del encuentro que tuvieron el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, y Martínez Arroyo en la sede de Recamder de Brihuega (Guadalajara) con el presidente y los cuatro vicepresidentes de la entidad.

En la reunión se abordaron cuestiones relacionadas con el desarrollo rural en la región y las actuaciones a llevar a cabo, para entre otros aspectos, seguir luchando contra el despoblamiento, para lo que se trabaja en una normativa para frenar esta situación en una región donde el 90 por ciento de su población vive en el medio rural, ha añadido. 

Compartir