18 de noviembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

PRESUPUESTOS

La abstención de Ciudadanos pone una piedra en el camino de Cuenca, que no aprueba sus cuentas

FOTO: Ayuntamiento de Cuenca (Turismo Castilla-La Mancha)
FOTO: Ayuntamiento de Cuenca (Turismo Castilla-La Mancha)

El pleno del Ayuntamiento de Cuenca ha rechazado hoy, con los votos en contra del Grupo Socialista e IU y la abstención de Ciudadanos, los presupuestos municipales para 2018 que había presentado el Grupo Popular, que gobierna en minoría. 

La portavoz de Ciudadanos, María Jesús Amores, ha instado al equipo de gobierno a reunirse en un plazo máximo de diez días para plantear la inclusión de sus propuestas en los presupuestos de 2018, en cuyo caso sí apoyarían las cuentas. La edil, que en varias ocasiones a lo largo de este pleno extraordinario ha acusado al alcalde de Cuenca de "incompetencia", ha señalado que los presupuestos de este año son "mejorables pero utilizables".

Por su parte, el alcalde, Ángel Mariscal, ha lamentado tras la sesión plenaria que, "hasta el último minuto, Ciudadanos nos haya dado esperanzas" de que iba a apoyar los presupuestos municipales. En declaraciones a los medios, ha defendido que la "única propuesta, la única alternativa" ha sido la del Grupo Popular, y ha acusado al resto de grupos de "traicionar a Cuenca".

El alcalde ha añadido que se reunirá en los próximos días con Ciudadanos para saber qué propuestas quieren incluir dentro de los presupuestos, y ver si tienen o no cabida en el Plan de Ajuste al que está sometido el Consistorio, si bien ha apostillado que "yo llevo buscando esa reunión meses".

Enmiendas de IU y PSOE

Tanto el Grupo Socialista como IU han presentado sendas enmiendas para que el equipo de gobierno retirase los presupuestos de este 2018, aunque ambas han sido rechazadas con el voto en contra de Grupo Popular y Ciudadanos. Los dos grupos han mostrado su sorpresa ante la actitud de Ciudadanos y le han recordado a su portavoz que, para posponer los presupuestos y pedir esa reunión, podría haber apoyado las enmiendas de la oposición.

COMPARTIR: