TELEVISIÓN DE PAGO POR 15 EUROS

Una detención acaba con el chollazo al que se habían abonado 24.000 tomelloseros

La Policía Nacional ha detenido en Tomelloso (Ciudad Real) a una persona como presunta autora de los delitos contra la propiedad intelectual, contra los derechos de difusión televisiva de carácter condicional y defraudación de las telecomunicaciones.

La investigación se inició en mayo de 2018 a raíz de una denuncia interpuesta contra los responsables de una sociedad mercantil por este negocio ilícito. La empresa investigada, así como su administrador, a pesar de contar con una página web en la que publicitaban los diferentes servicios que ofrecían a los clientes (telefonía, Internet y televisión), no incluían en la misma referencia alguna a los partidos de fútbol para cuya emisión no contaba con autorización ni los derechos para poder emitir esos eventos deportivos. Al tratarse de una operadora local, también se valía del boca a boca de los vecinos para captar nuevos clientes.

Para la distribución de canales codificados es requisito imprescindible contar con la autorización de los legítimos titulares, condición que en ningún momento la empresa investigada había cumplido, por lo que el potencial lucro obtenido por el delito se incrementaba notablemente, ya que como gancho para obtener clientes ofrecía esos canales a un precio muy atractivo y notablemente inferior al ofertado en los portales legales.

Esta mercantil ofrecía a los clientes todos los canales de pago, entre los que se incluían aquéllos para poder ver los partidos de La Liga, por únicamente 15 euros al mes , independientemente de que el cliente fuese un local de hostelería o un particular, precios que están muy alejados de los ofrecidos por las operadoras que sí cuentan con licencia para distribuir los partidos de fútbol.

Gracias a esos precios, la mercantil gozaba de gran prestigio y popularidad en la localidad de Tomelloso, contando con mas de 24.000 abonados.

Fruto de las investigaciones, se consiguió identificar plenamente tanto a la empresa denunciada como a la persona física que la administraba, residente en la localidad ciudadrealeña.

También se realizaron gestiones que permitieron averiguar que en la misma dirección donde constaba el domicilio social de la empresa, además de ubicarse el establecimiento desde donde se daba atención al público, se localizaba el lugar desde donde ofrecía la señal de televisión a todos sus abonados, como se pudo constatar en el registro efectuado, tanto por el cableado que salía del local como por las numerosas antenas que había en el tejado.

La señal era facilitada por otro operador extranjero ya decodificada, por lo que luego era emitida en abierto para todos los abonados. También se encontró documentación relativa a la facturación y número de abonados con los que cuenta la empresa, lo que permitirá estimar la ganancia ilícita obtenida durante las últimas dos temporadas y media.

COMPARTIR: