EN CASTILLA-LA MANCHA YA SE HACÍA

Sanidad rectifica ante la presión de los sanitarios, que ahora deberán dar negativo en la PCR para volver a su puesto

FOTO: EP FOTO: EP

El Ministerio de Sanidad ha publicado una actualización de la 'Guía de actuación frente a Covid-19 en los profesionales sanitarios y socio-sanitarios' en la que rectifica y señala que estos trabajadores tendrán que dar negativo en el PCR para poder volver a trabajar. En Castilla-La Mancha, según se informa desde la Consejería de Sanidad, ya se aseguraba el hecho de que los profesionales con síntomas no pudieran trabajar y que sólo se reicorporaran aquellos con prueba negativa medidas específicas de protección. 

Este cambio se produce después de que las organizaciones de profesionales sanitarios criticaran el anterior documento donde se establecía que los profesionales sanitarios contagiados por el nuevo coronavirus, en el caso en el que no pudieran realizarse la prueba de diagnóstico microbiológico, deberían volver a trabajar pasados 7 días desde el inicio de síntomas, en ausencia de fiebre, sin necesidad de toma de antitérmicos en los últimos 3 días y siempre que se hubiera resuelto la clínica respiratoria.

Sin embargo, en el nuevo documento, el departamento que dirige Salvador Illa establece que se les deberá realizar una PCR para finalizar el aislamiento, para lo cual deben haber transcurrido un mínimo de 7 días desde el inicio de síntomas, debe haber ausencia de fiebre sin necesidad de toma de antitérmicos y mejoría de la clínica respiratoria en los últimos 3 días.

Si la PCR es negativa y el trabajador se incorpora a su actividad asistencial, deberá hacerlo con mascarilla quirúrgica hasta completar 14 días desde el inicio de síntomas, evitando durante este tiempo el contacto con personas consideradas vulnerables para esta enfermedad. Además, si la PCR es positiva, continuará el aislamiento hasta que el resultado de la PCR sea negativo o según establezcan los protocolos de cada comunidad autónoma.

En cuanto a los trabajadores sanitarios con un cuadro clínico grave que requirió ingreso hospitalario, la guía señala que podrán recibir el alta hospitalaria si su situación clínica lo permite aunque su PCR siga siendo positiva, pero deberán mantener aislamiento domiciliario con monitorización de su situación clínica al menos 14 días desde el día del alta hospitalaria, y siempre que se haya resuelto la fiebre y hayan transcurrido 3 días desde la resolución de los síntomas.

En Castilla-La Mancha

En Castilla-La Mancha, tal y como informa la Consejería de Sanidad, el protocolo de actuación sobre trabajadores vigente actualmente establece que aquellos profesionales que presenten sintomatología leve se les solicitará prueba PCR o análoga y se valorará el aislamiento domiciliario.

En el caso de que la prueba arroje un resultado negativo y continúe la actividad laboral, usará mascarilla quirúrgica durante la jornada laboral, con un estricto cumplimiento de higiene de manos y uso de equipos de protección en los casos establecidos.

En cuanto a los tests realizados entre los sanitarios, ya se han completado un total de 36.000 (27.000 PCR y 9.000 rápidos), lo que ha permitido la reincorporación con garantías de ochocientos de los 2.000 profesionales que se mantenían en aislamiento hasta este viernes en la región. 

Compartir
Update CMP