09 de diciembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

TOTALMENTE EN CONTRA

Ecologistas tacha de "inaceptable" el plan de sequía del Tajo y exige la retirada

El Tajo, a su paso por Talavera en una foto de archivo
El Tajo, a su paso por Talavera en una foto de archivo

Ecologistas en Acción considera "inaceptable" el plan de sequía para la cuenca del Tajo, ya que se podrán rebajar los caudales ecológicos antes de aplicar medidas de ahorro y omite incorporar la gestión del trasvase en situaciones de sequía, por lo que exige a la Confederación su retirada "inmediata".

En un comunicado, la organización conservacionista ha informado de que el plan de sequía para la cuenca del Tajo, que acaba de terminar su periodo de información pública, tiene "numerosas" disposiciones contrarias a la normativa.

Reducción de los caudales ecológicos

Según Ecologistas en Acción, este plan no será un documento válido para afrontar los periodos de sequía prolongada ya que "entre otras medidas contrarias a la normativa" prevé la reducción de los caudales ecológicos y el deterioro de las masas de agua y, además, permite que sigan existiendo trasvases "aún en situaciones de sequía prolongada en la cabecera del Tajo".

El texto contiene "numerosas irregularidades" debido a una "perversa" interpretación del concepto de "sequía" y a una tergiversación de la normativa existente, en opinión de Ecologistas, que diferencia "sequía prolongada" (disminución de precipitaciones durante un periodo de tiempo) de "escasez coyuntural" (imposibilidad de atender las demandas con los recursos hídricos existentes, sea por las razones que sea".

Para combatir las situaciones de sequía, el plan propone dos medidas, reducir los caudales ecológicos y permitir el deterioro temporal de las masas de aguas, que son "contrarias a la normativa", ha afirmado Ecologistas en Acción, que cita el artículo 4.6 de la Directiva Marco del Agua.

"Interpretación malintencionada de la normativa"

A juicio de Ecologistas en Acción, la Confederación Hidrográfica del Tajo "hace una interpretación malintencionada de la normativa para favorecer consumos suntuosos mientras se perjudica la calidad ambiental de los ecosistemas acuáticos".

Por otra parte, los indicadores propuestos para detectar las situaciones de "sequía prolongada" son inaceptables y arbitrarios ya que "solo" se refieren a la intensidad y no tienen en cuenta la duración del fenómeno.

Asimismo, los ecologistas han criticado que la Confederación "se inventa" algo que no aparece en la normativa de agua, ya que a los rangos de "pre-alerta", "alerta" y "emergencia" incorpora el de "emergencia para abastecimiento", que pretende "aliviar" las restricciones a los usos agrícolas en situaciones de "emergencia".

Otros aspectos que ha criticado Ecologistas son la propuesta de la Confederación de nuevas obras e infraestructuras, que solo pueden proponerse en el marco de los planes hidrológicos, y la reducción adicional a los caudales ecológicos de los ríos Sorbe, Tajuña, Jarama, Manzanares, Alberche y Lozoya.

El Trasvase, al margen

No obstante, no se reducen los consumos agrícolas, ganaderos o industriales lo que conllevaría a "la desecación de decenas de kilómetros de estos ríos, mientras se siguen permitiendo regadíos", ha señalado.

Otro aspecto que Ecologistas ha recalcado es que la Confederación Hidrográfica del Tajo omite "deliberadamente" el trasvase en la gestión de las sequías, con lo que el trasvase se mantendrá a través de sus propias normas de explotación.

"Además de ser ilegal es una muestra de la irresponsabilidad de la Confederación para gestionar los recursos hídricos en su demarcación", ha apuntado el colectivo. 

COMPARTIR: