EN ALBACETE, PROBABLE EL PACTO ENTRE PP Y NARANJAS

El veto de Ciudadanos a Vox pone casi imposible para el PP los ayuntamientos de Ciudad Real y Guadalajara

José Manuel Villegas (i) y Albert Rivera (d)
José Manuel Villegas (i) y Albert Rivera (d)

El Comité Ejecutivo de Ciudadanos ha acordado este lunes por unanimidad que el socio "preferente" para negociar pactos de gobierno en comunidades autónomas y municipios será el PP y que donde eso no sea posible podrían hablar "excepcionalmente" con el PSOE. Además, la Ejecutiva ha decidido que Cs no compartirá gobiernos con Vox ni alcanzará acuerdos con este partido.

Así lo ha explicado el secretario general de la formación naranja, José Manuel Villegas, en rueda de prensa tras la reunión de la Ejecutiva, presidida por Albert Rivera. Según ha indicado, Ciudadanos buscará "acuerdos centrados, moderados, liberales y a dos" y por eso no va a "entrar a negociar gobiernos y acuerdos a tres donde puedan estar Podemos, Vox o nacionalistas".

En cuanto al PSOE, ha reiterado que solo allí donde los dirigentes socialistas "se desmarquen" de las políticas del Gobierno de Pedro Sánchez, en particular en materia territorial, y acepten una serie de propuestas básicas de Cs "se podría estudiar el acuerdo con ellos".

Así, los ayuntamientos de Ciudad Real y Guadalajara se complican para el PP puesto que, para gobernar, necesitan de manera inexorable el apoyo en la investidura no solo de Ciudadanos sino también de Vox. En Albacete, sin embargo, todo hace indicar que la formación que dirige Albert Rivera propiciará que repita como alcalde el 'popular' Manuel Serrano, pese a que el socialista Emilio Sáez fue el candidato más votado en las elecciones municipales del 26 de mayo.  La suma de los 9 concejales del PP y los 5 ediles naranjas son suficientes para alcanzar la mayoría absoluta en el Consistorio albaceteño sin tener que depender de la representante de Vox. 

En el Ayuntamiento de Ciudad Real el escenario sigue siendo confuso puesto que la suma de PP (9) y Cs (3) se queda a un concejal de la mayoría absoluta, por lo que el candidato 'popular', Paco Cañizares, necesitaría el apoyo en la investidura del edil de Vox para impedir que no siga gobernando la socialista Pilar Zamora, que fue la más votada en las elecciones. La capital ciudadrealeña podría ser, por tanto, uno de esos lugares donde Ciudadanos pueda explorar su apoyo al PSOE, puesto que la suma de socialistas y naranjas alcanzaría la mayoría absoluta en el Consistorio.

Por su parte, el concejal electo de Vox en el Ayuntamiento de Ciudad Real, José Antonio Ruíz-Valdepeñas, ha dejado claro que no será "un invitado de piedra" en la corporación municipal resultante de las últimas elecciones. En declaraciones a Europa Press, ha manifestado que desde su formación no se busca en ningún momento crear ningún tipo de inestabilidad pero ha pedido respeto, ya lo que no se puede pretender que "se insulte y se relegue a una esquinita y que encima se pretenda que se apoye algo que ni siquiera se dignan a compartir".

 

Respecto a Ciudadanos y el posible pacto que puede decantar que gobierno por el Partido Socialista, la lista más votada, o por el PP mediante un pacto que tendría que incluir a Vox, Ruiz-Valdepeñas ha explicado que parece que puede que la formación naranja, en contra de lo que ha manifestado en los últimos meses, puede "estar tentado" a formar gobierno con el PSOE. "No todo el mundo mantiene su posición en todo momento y que la ajusta en función de las necesidades o su conveniencia", ha añadido, algo que en Vox tienen claro que no van a hacer, ha explicado.

En el caso que Ciudadanos se decantara por pactar con el PP, ha explicado que Vox sería necesario, y ha insistido que desde su formación no quieren "romper, ni imposibilitar nada" pero simplemente se les tiene que tener en cuenta, valorarlos y respetarlos, y que si quieren algo "habrá que saber qué es lo que es y cómo se quiere plantear".

En Guadalajara la situación es parecida a la de Ciudad Real: PP, con 8 concejales, y Cs, con 3, necesitan a los 2 ediles de Vox si quieren gobernar. Sin embargo, la unión de PSOE (10) y Ciudadanos es suficiente para alcanzar la mayoría absoluta, por lo que el socialista Alberto Rojo podría ser alcalde con el apoyo naranja si acepta las condiciones del partido de Albert Rivera o tratar de gobernar en solitario buscando apoyos puntuales durante la legislatura.

En la capital guadalajareña, Vox tiene muy claro que "no serán un felpudo al que pisar". El cabeza de lista a la Alcaldía por parte de la formación liderada por Santiago Abascal, Antonio de Miguel, ha señalado que apoyará al PP para que gobierne pero que "si les vetan o ningunean", en referencia expresa a lo que pueda hacer Cs, se retirarán y no habrá apoyo en la capital alcarreña. De Miguel ha pedido a la formación naranja que no les use como "excusa", y que "si no quieren dar un gobierno de derechas, con su abstención favorecerán uno de izquierdas" tras insistirles en que Vox "no es un monstruo ni tiene la peste".

De momento Vox solo ha iniciado conversaciones con el candidato a la Alcaldía del PP y alcalde en funciones, Antonio Román, con Cs aún no, pero De Miguel sospecha que el destino del Ayuntamiento de Guadalajara se decida entre los líderes socialista y de Cs en Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page y Alejandro Ruiz.

Deja entrever que se puede estar pensando en este "cambio de cromos", algo que para él sería "triste y penoso", y por ello, ha afirmado que si se diera este escenario, su formación lo denunciará públicamente y se situarán "frente" a ellos. "Si nos faltan al respecto, nos ningunean o nos vetan, no habrá apoyo", ha indicado De Miguel, consciente de que su masa muscular es de dos concejales y 3.231 votos a los que no quieren defraudar, y pidiendo a Román que no acepte imposiciones de vetos por parte de la formación de Rivera, ha concluido.

COMPARTIR: