REFORMA DEL SISTEMA DE FINANCIACIÓN AUTONÓMICA

Moncloa y Fuensalida inician una 'batalla' por el dinero que no ha hecho más que comenzar

José Enrique Fernández de Moya (i) y José Julián Gregorio (d), este martes en Toledo
José Enrique Fernández de Moya (i) y José Julián Gregorio (d), este martes en Toledo

Castilla-La Mancha ha aumentado en 527 millones de euros los recursos percibidos por parte del Gobierno central, que han pasado de 4.130,09 millones de euros en 2012 a 4.657,19 millones en 2017.

Así lo ha puesto de manifiesto en rueda de prensa el secretario de Estado de Hacienda, José Enrique Fernández de Moya, quien ha destacado "el compromiso" del Gobierno de España con la región.

Fernández de Moya ha explicado que desde el año 2012 hasta 2018, el Ejecutivo central habrá asignado a la comunidad autónoma y al conjunto de las entidades locales un apoyo financiero superior a los 15.000 millones de euros, de los que prácticamente la mitad, 7.382,3 millones, ha ido destinado al pago a proveedores.

El secretario de Estado de Hacienda ha resaltado, además, "la sensibilidad" del Gobierno de España hacia el municipalismo, que ha permitido destinar 577,2 millones de euros al fondo de ordenación y al fondo de impulso económico en el conjunto nacional.

De esos 577,2 millones, 467,8 fueron al primero -dirigido a ayuntamientos en situación de riesgo financiero- y 109,4 al segundo -destinado a aquellos que cumplen la regla fiscal- y 23,8 millones a Castilla-La Mancha.

Además, de esos 23,8 millones de euros destinados a la región, 23,7 fueron para el fondo de ordenación y 118.105 euros para el de impulso económico.

De igual modo, ha precisado que más de 7 millones (más de un tercio) se destinaron al pago de sentencias judiciales firmes.

Castilla-La Mancha se aprovecha del FLA

Fernández de Moya ha recordado también que Castilla-La Mancha recibirá 541,93 millones de euros en el primer trimestre de 2018 con cargo al Fondo de Liquidez Autonómica (FLA).

En este sentido, ha resaltado que el Ejecutivo central ha atendido así la petición que el 15 de diciembre hizo el consejero de Hacienda, Juan Alfonso Ruiz Molina.

Según el secretario de Estado de Hacienda, el Gobierno regional ha estimado en 1.811,04 millones de euros las necesidades de liquidez de la comunidad autónoma, que irán siendo atendidas en sucesivos trimestres.

De la misma manera, ha señalado que el Gobierno que preside Mariano Rajoy ha incrementado los recursos vinculados al sistema de financiación de la comunidad autónoma, que han aumentado en 527 millones en cinco años, pasando de 4.130,09 millones de euros en 2012 a 4.657,19 millones en 2017.

Reforma del modelo de financiación autonómica

Además, sobre el debate para abordar la reforma del modelo de financiación autonómica, ha afeado al PSOE que critique un sistema que aprobaron los propios socialistas en el año 2009 bajo el mandato de José Luis Rodríguez Zapatero.

En cualquier caso, ha destacado el compromiso del Gobierno de España de poner sobre la mesa una reforma "pactada" con el PSOE, por lo que ha hecho un llamamiento a la responsabilidad para llegar a un acuerdo entre las dos fuerzas mayoritarias, con el fin de sacarla adelante.

Fernández de Moya ha asegurado también que no habrá quitas de deuda a las comunidades autónomas, sino reestructuración. Según el secretario de Estado, "el ministro de Hacienda nunca ha hablado de quita", sino que "lo que siempre ha establecido, en pleno diálogo y colaboración con las comunidades autónomas, es que está dispuesto a llevar a cabo una reestructuración de la deuda que tienen contraída con cargo a los mecanismos de apoyo financiero".

Page quiere más para Castilla-La Mancha

Sobre este asunto, el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha asegurado que el retraso del Gobierno de España en la financiación autonómica "está suponiendo un coste de miles de millones", que, según algunas estimaciones, puede alcanzar los 8.000 millones de euros.

Así lo ha manifestado García-Page a preguntas de los periodistas tras presidir el Consejo de Gobierno de carácter itinerante que se celebrado este martes en Tomelloso (Ciudad Real).



En su opinión, ésta es la principal "amenaza" para que el Ejecutivo regional pueda cumplir con el esfuerzo de recuperar la sanidad, la educación y los servicios sociales, pues el retraso y el no querer abordar el problema de la financiación autonómica está suponiendo una "asfixia indirecta" para la región, ha aseverad.

En todo caso, ha puntualizado que Castilla-La Mancha mantendrá a la hora de negociar la financiación ante el Gobierno de España un posicionamiento basado en el territorio y no una posición ideológica basada en posiciones políticos.

En este sentido, ha indicado que defenderá que la financiación autonómica sirva para "igualar a todos los españoles en los grandes servicios públicos", dado que a eso estaría obligado el Estado en el "caso hipotético" de que Castilla-La Mancha le devolviera la sanidad y la educación al Estado, ha puntualizado.

El presidente castellano-manchego ha recordado que no es lo mismo el sistema sanitario en una comunidad autónoma como Madrid, que tiene 6 millones de habitantes en 8.000 km2, que el mismo sistema sanitario en una región como Castilla-La Mancha, "donde cabe Bélgica, Holanda y Luxemburgo y sobran 2.000 km2, para 2 millones habitantes".

En este contexto ha recalcado también que, "en la provincia de Cuenca, nosotros necesitamos para atender la atención primaria de los ciudadanos cinco veces más que la localidad de Fuenlabrada, que tiene la misma población que toda la provincia de Cuenca".

En la misma línea, la diputada regional del PSOE Ana Isabel Abengózar ha instado a los 'populares' de Castilla-La Mancha a que soliciten al representante del Gobierno central "que pague a Castilla-La Mancha lo que le debe, casi 400 millones de euros por la dependencia".

Asimismo, le ha pedido que le trasladen al secretario de Estado que el Partido Socialista de esta comunidad quiere una reforma del sistema de financiación autonómica y ha lamentado que el Ejecutivo central haya retenido 200 millones a Castilla-La Mancha de las entregas a cuenta previstas para este año 2018 con el argumento de que no se han aprobado los Presupuestos Generales del Estado.

COMPARTIR: