ACUERDO PARA LA PAZ Y LA CONVIVENCIA

Los detalles del plan antiyihadista de García Molina para Castilla-La Mancha

José García Molina, vicepresidente segundo de Castilla-La Mancha. Fotos: Óscar Huertas
José García Molina, vicepresidente segundo de Castilla-La Mancha. Fotos: Óscar Huertas

El borrador para un acuerdo estratégico para la paz y la convivencia en Castilla-La Mancha aglutina algunas medidas como la creación de un foro anual interreligioso, un observatorio de derechos humanos que fomente la tolerancia o libros de estilo que favorezcan la política de comunicación tanto de la Administración como de los entes públicos.

Así lo ha manifestado el vicepresidente segundo del Gobierno regional y secretario general de Podemos en Castilla-La Mancha, José García Molina, en declaraciones a los medios minutos antes de comparecer este martes en la Comisión de Asuntos Generales donde ha señalado que el documento llega la Cámara regional tras unas 15 reuniones con organismos nacionales, internacionales, de la sociedad civil, religiosos o del tercer sector.

García Molina ha manifestado su deseo de que este acuerdo desemboque en un plan que "implique acción de gobierno", tras un periodo que se abrirá para que los grupos parlamentarios hagan sus aportaciones, y para que después hagan lo propio aquellos partidos que no tiene representación en el Parlamento regional, con el objetivo de que sea suscrito por unanimidad.

En cuanto a la traducción presupuestaria, García Molina ha señalado que los recursos ya existen para poner estas medidas en marcha, añadiendo que si "hay alguna institución nueva", como el observatorio, puede salir de los mismos profesionales y de la Administración regional.

Durante su intervención parlamentaria, el vicepresidente segundo ha defendido que toda forma de violencia debe desarmarse "en lo material y en lo ideológico" pero sin "buscar efectos políticos, ni ventajas electorales" y persiguiendo "garantizar condiciones para la paz y convivencia de todos los ciudadanos".

La parábola del trigo y la cizaña

Asimismo, ha incidido en la idea de pluralidad religiosa poniendo el acento en que la "vida humana es laicamente sagrada" y por ello se debe plasmar la idea del respeto a las diferentes sensibilidades religiosas que existen en la región.

Ha descrito una parábola de la Biblia, la del trigo y la cizaña, en la que se alude a un sembrador que siembra trigo y descubre que alguien ha sembrado cizaña en el mismo lugar, ante lo que este sembrador deja que ambas crezcan "juntas" para después separarlas.

JoseGarciaMolinaMariaDiazMayo2018Int690

Un relato que ha servido a García Molina para abogar por separar las diferentes realidades de radicalización "con el respeto de la ley", por lo que ha señalado que no hay arrancar "la cizaña", pues se podría arrasar "toda la cosecha", y se caer en el juego de estas iniciativas violentas. "Quitar la cizaña solo alimenta el odio", ha asegurado.

Medidas del acuerdo

Este acuerdo persigue implementar proyectos para la cohesión social que promuevan relaciones de convivencia positivas y pacíficas entre personas, familias y grupos de diferente origen cultural y religioso así como una agenda de diálogo entre el Gobierno regional y las comunidades religiosas que forman parte del tejido social de Castilla-La Mancha.

En la misma línea, pretende ser un foro anual de encuentro interreligioso con representación de las diferentes confesiones religiosas que persiga generar una respuesta social para hacer frente a cualquier expresión de terrorismo de pretexto religioso y el observatorio de derechos humanos que tiene como objetivo realizar diagnósticos contra la discriminación.

En materia educativa, este acuerdo quiere fomentar el desarrollo de módulos formativos sobre convivencia interreligiosa e intercultural y prevención de la radicalización de pretexto religioso o naturaleza xenófoba, islamófoba o racista, para su divulgación y trabajo en los centros escolares de la región.

En la misma línea, se promueve la organización de una serie de conferencias, foros, encuentros o seminarios dirigidos a jóvenes, estudiando y facilitando el encuentro con investigadores de ambos lados del Mediterráneo que puedan intercambiar sus visiones y sus experiencias para implementar una sociedad más abierta e inclusiva.

Por último, se pretende generar materiales y libros de estilo que favorezcan una mejor política informativa, que se hagan eco de lenguajes y fórmulas comunicativas, que desde la libertad de expresión, tengan en cuenta la pluralidad ideológica, política y religiosa y que eviten estigmatizaciones o vulneraciones de la dignidad de personas o colectivos.

El PP espera a analizar el documento

De su lado, el diputado del PP Francisco Núñez ha afirmado que su grupo no va a emitir su posición respecto a este acuerdo porque tiene que analizarlo, aunque si ha remarcado que estarán siempre del lado de los proyectos que trabajen por la paz y la convivencia.

Núñez ha criticado que García Molina --con este acuerdo con vocación de plan-- "copie" al presidente regional, Emiliano García-Page, "el planero mayor de la región", y además le ha acusado de no apoyar el pacto contra el terrorismo yihadista a nivel nacional, por no acudir como representante autonómico al encuentro con el Gobierno central en el que estuvieron presentes todas las comunidades, y al que acudió el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina.

Asimismo, le ha reprochado que el líder de Podemos, Pablo Iglesias, haga declaraciones en las que "auspicia a los asesinos de ETA", una actitud, que según Núñez, provoca "vergüenza, asco y repugnancia".

Ante las críticas del diputado del PP, Molina, que no ha entrado al detalle de las mismas, se ha alegrado por que el PP "se ponga a trabajar" y se centre "en hacerlo por la paz", algo que a juicio de Molina son "dos buenas noticias".

Ha manifestado no entender "la perorata" del PP sobre lo qué es Podemos y deja de ser, y le ha acusado de tener una actitud de "niños caprichosos", aconsejando a los 'populares' que "maduren" en su retórica, porque es algo que, a su parecer, no les favorece en relación con el sentir de este acuerdo.

Podemos y PSOE

Por su parte, la diputada del PSOE, Ana Isabel Abengózar, ha valorado las medidas de este acuerdo, que aunque no son "novedad" y ya se trabaja en esta línea en la región, hay que "plasmarlas y recogerlas" de manera adecuada.

En términos similares se ha manifestado la diputada de Podemos María Díaz, que la ha trasladado la colaboración de su grupo y su participación activa en este acuerdo y en el futuro plan, aportando "todo lo que sea necesario" para materializar su rechazo a la violencia y su defensa de los derechos humanos.

COMPARTIR: