EMPRESAS

La plantilla de Compo Factory Toledo secunda el tercer día de huelga

La totalidad de la plantilla de Compo Factory Toledo ha secundado por tercer día consecutivo la huelga indefinida para reclamar el cobro de sus salarios y gran parte de los huelguistas se concentran cada día, desde el pasado jueves, a las 06:30 horas, ante las puertas de la empresa.

Compo Factory, industria auxiliar del sector aeronáutico subcontrata del Grupo 'Aernnova', dejó sin abonar a las 62 personas que integran su plantilla la nómina de octubre, y desde este lunes la mensualidad de noviembre, además de otras cuantías salariales que arrastraba previamente, ha informado CCOO en un comunicado.

La dirección de la empresa ha anunciado que tampoco podrá pagar las nóminas en lo sucesivo y ha presentado un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) para despedir a 35 personas, más de la mitad de la plantilla, alegando falta de carga de trabajo.

El abogado de las actuales propietarias de Compo Factory, dos hermanas herederas del fundador de la empresa, indicó el miércoles de la semana pasada que sus representadas no garantizan ni siquiera el pago del despido mínimo a los afectados por el expediente de extinción de contratos.

También comunicó a la representación legal de los trabajadores (RLT) que solicitó hace varias semanas concurso voluntario de acreedores, decisión de la que no informó en su día al comité de empresa.

El comité de empresa y CCOO han denunciado que Compo Factory "lleva muchos años acumulando beneficios y sí tiene, o debería tener, capacidad para pagar los salarios" y, también, que "sí está al día en el pago a los proveedores, los únicos que no cobramos somos los trabajadores".

"Quiere dejarnos morir y allanar el camino al ERE", ha denunciado el presidente del comité de empresa, Iván Gómez de la Torre, quien ha señalado que se están multiplicando las gestiones para tratar de lograr que la plantilla cobre sus nóminas, más allá de buscar viabilidad para Compo Factory".

En este sentido, a juicio del comité de empresa y de CCOO, la empresa forma parte de un grupo familiar que integra otras empresas e, incluso, la nave donde desarrolla su actividad es propiedad del padre de las actuales propietarias y fundador de Compo Factory, que también cobra puntualmente el alquiler.

A la espera de las decisiones judiciales sobre la petición de concurso voluntario y, en su caso, de la designación de administradores concursales, CCOO ha reclamado la atención e intervención del delegado provincial de la consejería de Empleo.

Ese mismo lunes, por primera vez fuera de los encuentros mantenidos ante el jurado arbitral desde que dejaron de pagar nóminas, una de las dos hermanas propietarias de Compo Factory ha aceptado reunirse con los representantes de sus trabajadores. 

Compartir