LO HA ANUNCIADO LA MINISTRA

Educación permitirá dar clases a docentes sin máster durante la pandemia

El Ministerio de Educación eliminará "excepcionalmente" por la pandemia el requisito de realizar el máster que acredita la formación didáctica para ejercer la docencia, ante las dificultades de muchas comunidades autónomas para encontrar profesores sustitutos y cubrir las contrataciones previstas para este curso.

"Muchas comunidades autónomas han manifestado sus dificultades para encontrar profesorado para cubrir las contrataciones previstas, máxime cuando la situación sanitaria ha obligado a retrasar hasta 2021 las pruebas para ingreso de funcionarios docentes. A algunas CCAA se les ha acabado la lista de sustituciones", ha explicado la ministra de Educación, Isabel Celaá, este jueves en rueda de prensa.

Así lo ha anunciado tras la reunión de la séptima conferencia sectorial de Educación y la segunda interministerial con Sanidad desde el inicio de la pandemia, durante la cual la ministra Isabel Celaá, junto al ministro de Sanidad, Salvador Illa, y los consejeros de todas las comunidades autónomas han analizado el comienzo del curso escolar.

Así, el Ministerio ha decidido "flexibilizar" los requisitos para el ejercicio de la docencia "de manera excepcional y limitada hasta que concluya el curso académico de la pandemia".

En concreto, ha precisado que se podrá nombrar funcionarios interinos a personas que no hayan cursado el máster que acredita la formación didáctica para ejercer la docencia en ESO, FP, música y artes escénicas, artes plásticas y diseño y escuelas oficiales de idiomas, pero cumplan todos los demás requisitos, siempre y cuando se agoten las listas de aspirantes al puesto en régimen de interinidad y las de demandantes de empleo.

"Se garantiza así que se puedan incorporar de manera urgente a las plantillas docentes", ha subrayado Celaá, en relación a esta contratación excepcional de profesorado de refuerzo.

Entre otras medidas acordadas, también han decidido adaptar las pruebas de acceso a la Universidad, para asegurar "el mayor grado de certeza" a los alumnos y profesores de segundo de bachillerato, de forma que estos exámenes seguirán un modelo similar al del curso pasado adaptados a las circunstancias de la pandemia.

Esta adaptación se aplicará también a las prácticas de Formación Profesional con la reducción de la duración de los módulos de formación en centros de trabajo (FCT) al mínimo establecido en la ley (220 horas), la integración del módulo de FCT en el módulo de proyecto en el caso de la FP Superior o la creación de un módulo de proyecto para integrarlo con la formación en centros de trabajo en el caso del Grado Medio y la FP Básica.

Igualmente, el Ministerio de Educación estudiará cambios normativos que permitan adaptar el currículo y las programaciones didácticas para recuperar los "aprendizajes imprescindibles" que no pudieron alcanzarse el curso pasado, ante la "dificultad" manifestada por muchas CCAA y centros a la hora de hacerlo por la "rigidez del modelo de currículo".

La ministra ha reiterado la obligatoriedad de asegurar la formación a tiempo completo y en las mejores condiciones, tanto a los alumnos que acuden de manera presencial a los centros como a aquellos que reciben clases a distancia y a los que se encuentran en cuarentena, por dar positivo en Covid-19 o por ser contacto estrecho. "No podemos permitir que ningún estudiante desatienda su proceso de formación", ha enfatizado.

Preguntada por las quejas de familias que dicen que no se está garantizando de manera adecuada la formación online en caso de cuarentenas, la ministra de Educación ha asegurado que en "muchísimas CCAA" ya se está dando este servicio online y ha precisado que en aquellas donde no es así, el problema tiene que estar "resuelto en 15 días".

Préstamos de tablet u ordenador

Además, Celaá ha puesto de relieve que al producirse los confinamientos por grupos burbuja, que suelen ser de unos 20 alumnos, es fácil garantizar que todos cuenten con las herramientas digitales para seguir las clases y, en caso de que algún estudiante no disponga de ellas, se le hará "un préstamo".

En esta línea, ha informado de que, en el marco del programa Educa en Digital, prevén disponer de medio millón de dispositivos electrónicos en torno a Navidad. Por otro lado, Celaá también ha garantizado que se ofrecerá un apoyo especial al alumnado más vulnerable, con dificultades de aprendizaje o emocionales.

Respecto al absentismo, ha comunicado que la mayoría de las CCAA han afirmado que lo veían como un problema de alguna dimensión al principio pero que finalmente se ha mostrado "de poca relevancia", siendo tres las comunidades donde se observa que "grupos minoritarios culturales sí persisten en la no asistencia a clase".

En este sentido, el Ministerio encargó un informe a la Abogacía del Estado, que este jueves han puesto a disposición de las CCAA en el que se concluye que "la pandemia per sé no exonera de la obligación de atender a las clases en la enseñanza obligatoria".

Durante la reunión, se ha facilitado también a las CCAA un documento con recomendaciones higiénico-sanitarias elaboradas conjuntamente con el Ministerio de Sanidad para las prácticas en enseñanzas de FP con personas ajenas a los centros educativos, especialmente Hostelería, Imagen Personal y Sanidad.

La ministra ha concluido que el objetivo común que se habían propuesto, el de abrir la escuela, "se ha cumplido" aunque "no ha sido fácil" y ha destacado que en el 95,5% de los centros educativos no se ha producido "ninguna incidencia" relacionada con el Covid-19.

Actualmente, hay 2.852 aulas de toda España confinadas, el 0,73% del total y la ministra ha descartado un confinamiento total como el de marzo. Desde principios de septiembre, más de 8 millones de estudiantes no universitarios y más de 700.000 docentes han regresado a las aulas en más de 30.000 centros educativos.

"Este inicio de curso es una demostración de que las medidas que acordamos y en las que llevamos trabajando estos meses están funcionando", ha señalado Celaá, quien ha reconocido el gran esfuerzo, compromiso y profesionalidad de los docentes.

Preguntada por las críticas que está recibiendo el Gobierno por tramitar durante la nueva ley de educación, la LOMLOE, y en concreto por las críticas según las cuales, la ley nacerá obsoleta, la ministra ha dicho que no está "en absoluto de acuerdo" pues "si algo ha puesto de manifiesto la pandemia es la necesidad de activar transformaciones urgentes en el sistema educativo".

"La educación, la digitalización, la incentivación del profesorado o el índice de abandono escolar no pueden esperar más. Bienvenido sea el proyecto y toda la tramitación y todo el debate que se abre ahora con extensísima participación", ha zanjado.

Descarta un confinamiento total como en marzo

Un total de 2.852 aulas permanecen confinadas a fecha de este jueves 24 de septiembre por algún caso positivo de Covid-19 en el grupo, lo que supone el 0,73% del total de los 380.000 grupos que hay. La ministra de Educación, Isabel Celaá, ha defendido que la situación no es "en absoluto caótica", como aseguran los sindicatos de trabajadores de la enseñanza, y ha avanzado que "de ninguna manera" contemplan un confinamiento total como el de marzo.

"En absoluto coincidimos con que la situación sea caótica, todo lo contrario, las 17 CCAA han tipificado como muy satisfactoria, dentro de la excepcionalidad de la pandemia, pero estamos hablando de un confinamiento del 0,73% del total de aulas, afectadas que no infectadas", ha precisado Celaá este jueves en rueda de prensa, tras reunirse con las CCAA para analizar el comienzo del curso escolar.

Además, según ha precisado, las comunidades han reportado el cierre de dos centros de infantil y primaria y "algunos otros en algún municipio de Extremadura que estaba confinado e iba a encontrar pronto la solución".

En general, y según los datos facilitados por las comunidades autónomas, en estas primeras semanas de curso, "el 95,5% de los centros no ha registrado ninguna incidencia".

Asimismo, la ministra ha asegurado que "de ninguna manera" contemplan volver a un confinamiento total como el de marzo que implique aparcar completamente la educación presencial como se tuvo que hacer entonces. Según ha añadido, tanto el Gobierno como las CCAA tienen la "determinación compartida de mantener los centros educativos abiertos".

"Estamos muy a favor de la presencialidad, los beneficios son insustituibles, nos apoyamos en la educación online para acompañar la tarea educativa cuando no podemos disfrutar de la presencialidad pero el objetivo es conseguir la presencialidad al 100% y a medida que podamos doblegar la curva de la pandemia iremos en esa dirección. De ninguna manera contemplamos un confinamiento total al modo de marzo", ha precisado.

Por comunidades autónomas, la ministra ha precisado que en 3 de las 17 "se superaba el 1%" en cuanto a los grupos confinados por incidencias relacionadas con el Covid-19, mientras que en el resto el porcentaje era inferior.

"Los centros educativos son lugares de detección precoz, son los lugares más seguros, no son lugares de contagio, hay que tener mucho cuidado cuando a la salida, en las actividades sociales", ha afirmado Celaá, atendiendo a lo que han reportado las comunidades autónomas.

Preguntada por las quejas de padres de Madrid con niños sintomáticos que tardan en conseguir una cita para hacerse la PCR, con el consiguiente retraso en el confinamiento de las aulas, la ministra ha afirmado que están trabajando en ello porque es "muy importante que la respuesta del centro de salud sea rápida".

Compartir