CUENCA Y ALBACETE, LAS PROVINCIAS POR MAYOR INCIDENCIA

La nieve condiciona el tráfico en 179 kilómetros de la red de carreteras de Castilla-La Mancha

Imagen de archivo Imagen de archivo

Las nevadas que han caído en la madrugada de este lunes están condicionando la circulación en 179 kilómetros de carreteras de Castilla-La Mancha, siendo las provincias más afectadas las de Cuenca y Albacete.

Según los datos ofrecidos por la Dirección General de Tráfico, consultados por Europa Press, la borrasca Bella ha dejado nevadas la serranía de Cuenca y la zona de la mancha albaceteña en localidades como Munera y Chinchilla de Montearagón.

De esta forma, la provincia de Cuenca es la más afectada, con 112 kilómetros en total. En primer lugar, en la CM-210 entre las localidades de Albalate de las Nogueras y Beteta la DGT ha avisado de circulación condicionada en 46 kilómetros de dicha vía por pavimento deslizante por la nieve.

En la CM-2106, entre las localidades de Valdemeca y Beteta, también en 46 kilómetros de la vía, la DGT ha prohibido la circulación de camiones, autobuses y ha establecido el uso obligatorio de cadenas debido a la acumulación de nieve.

También en Beteta, con dirección Masegosa, la DGT ha establecido las mismas prohibiciones y obligaciones en 11 kilómetros de la carretera CM-2201.

La última vía afectada en el territorio conquense es la CM-2119, en el término municipal de Cuenca en la serranía alta, con un total de 9 kilómetros afectados por la nieve y en donde también se ha prohibido la circulación de camiones y autobuses y se ha establecido el uso obligatorio de cadenas.

Albacete

En la comarca de la Mancha de Albacete la nieve caída esta madrugada ha condicionado la circulación en un total de 87 kilómetros. En menor medida, en Munera se han visto afectados 2 kilómetros de la CM-316 donde hay pavimento deslizante, misma situación que ocurre en la N-430 entre esta misma localidad y Barrax, con 27 kilómetros afectados.

Más al sur, entre Albacete capital y Pozo Cañada, la autovía A-30 presenta pavimento deslizante en un total de 14 kilómetros. La autovía A-31 también presenta circulación condicionada por pavimento deslizante en 26 kilómetros entre Chinchilla de Monte-Aragón y Bonete.

A diferencia de la provincia de Cuenca, la DGT no ha prohibido la circulación de camiones ni autobuses y no ha obligado al uso de cadenas.

Compartir