OBRA CUMBRE DEL PINTOR JUAN DE BORGOÑA

Reabre sus puertas la impresionante Sala Capitular de la Catedral de Toledo

La sala capitular de la Catedral de Toledo se ha reabierto tras las obras de restauración iniciadas hace casi un año, que han supuesto una inversión de en torno a 600.000 euros y la recuperación de la "riqueza y grandiosidad" de la que ha sido considerada como "la obra cumbre" del pintor Juan de Borgoña.

Así se ha puesto de manifiesto durante el acto de presentación de las obras de restauración de este espacio, en las que ha trabajado un equipo multidisciplinar compuesto por 32 especialistas y 15 empresas, que han devuelto a la sala capitular, encargada por el cardenal Cisneros hace 500 años, su brillo y esplendor.



Un evento que ha estado presidido por el arzobispo de Toledo Braulio Rodríguez, quien ha destacado la importancia del trabajo que se ha realizado para recuperar las escenas sobre la vida de la Virgen, la pasión de Cristo y el juicio final, que ahora se pueden admirar "con un color y una tridimensionalidad muy cercanos a sus orígenes". 

El arzobispo ha hecho hincapié en que la sala capitular es "uno de los proyectos emblemáticos de esta Catedral" y se ha referido a este espacio como "el centro neurálgico", donde se han tomado muchas decisiones para la comunidad religiosa.

Por su parte, el arquitecto-conservador de la Catedral, Jaime Castañón, ha explicado que, a lo largo de 500 años, se han realizado "innumerables" repintes en los muros de la sala capitular, por lo que se hacía necesaria su restauración.

600.000 euros de inversión

La intervención ha supuesto una inversión de unos 600.000 euros, de los que 200.000 ha financiado el Cabildo y el resto ha sido aportado por instituciones privadas como la Fundación Endesa.

El presidente de esta entidad, Borja Prado, ha resaltado la singularidad de la Catedral Primada, en la que han dejado su huella "los artistas más reconocidos de la historia", de la que esta sala capitular es, ha dicho, "un buen ejemplo".

Según el presidente de la Fundación Endesa, muchas personas consideran este espacio como "la obra cumbre de Juan de Borgoña", cuyas escenas demuestran, a su juicio, "una calidad artística difícil de igualar que, a partir de hoy, podrán ser admiradas con el brillo y esplendor que se merecen".

Al acto han asistido también el presidente de la Diputación de Toledo, Álvaro Gutiérrez; la alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón; y la exalcaldesa de Madrid Ana Botella.

La restauración de la sala capitular comenzó en marzo de 2018 y los trabajos, adjudicados a la empresa Geocisa, se han prolongado durante diez meses.

El proyecto ha permitido que los 125 metros cuadrados de pinturas al óleo sobre muro de yeso de Borgoña hayan regresado a su belleza original tras los repintes de muchas etapas anteriores.

También ha permitido cambiar la iluminación led, que supondrá un ahorro energético superior al 75 por ciento, al tiempo que se ha actuado en la climatización para ayudar a preservar las pinturas y el artesonado.

La sala capitular es una estancia fundamental de la Catedral y en sus paredes se representa desde la concepción de la Virgen María hasta la tradición toledana de la imposición de la casulla a San Ildefonso, patrón de la ciudad, cuya festividad se celebra este miércoles, 23 de enero.

La restauración de la sala ha coincidido con el quinto centenario del fallecimiento de fray Francisco Jiménez de Cisneros y en ella también están reflejados todos los obispos de Toledo, desde San Eugenio, que vivió entre los siglos I y II, hasta Antonio Cañizares, antecesor del actual arzobispo primado, Braulio Rodríguez. 

COMPARTIR: