PROPOSICIÓN NO DE LEY

Podemos lleva a las Cortes las macrogranjas pero no convence ni a PP ni a PSOE

El portavoz de Podemos en las Cortes regionales, David Llorente, ha registrado hoy en el Parlamento autonómico una Proposición No de Ley (PNL) con la que insta al Gobierno autonómico a suspender las subvenciones y autorizaciones a macrogranjas, y a realizar una evaluación ambiental estratégica del sector de la ganadería intensiva.

En rueda de prensa, Llorente ha señalado que la comunidad ha experimentado en los últimos años una expansión "sin precedentes" de la ganadería industrial o intensiva, que a su juicio se debe a la declaración por parte del Ejecutivo de la ganadería intensiva como sector estratégico y, por lo tanto, como receptor de ayudas públicas.

Asimismo, ha dicho que la implantación de más macrogranjas en la región también responde a los "vínculos" que existen entre la empresa Incarlopsa y el Gobierno regional a través de las "grandes donaciones" de la empresa a la Fundación Impulsa y a las "generosas donaciones" y "trato de favor" del Ejecutivo regional a Incarlopsa.

El portavoz de Podemos ha lamentado que la expansión de las macrogranjas se haya producido a pesar de que el Gobierno autonómico cuenta con informes que advierten sobre los riesgos y amenazas que supone este modelo y la necesidad de controlar dicha expansión y promover el modelo alternativo tradicional de ganadería extensiva.

Impactos negativos, ha explicado, tanto en el empleo y en las oportunidades de vida en el medio rural como en el medio ambiente y la salud pública.

En este sentido, ha apuntado que las macrogranjas generan una "enorme demanda de agua" en una región donde este recurso es escaso pero, a la vez, suponen un "gran riesgo de contaminación".

Además, ha considerado que hay una situación de "descontrol" del sector, ya que solo se realizan procedimientos de evaluación ambiental individuales de cada uno de los proyectos y, sin embargo, Podemos cree que debería hacerse una evaluación ambiental estratégica de conjunto que permitiese evaluar el impacto acumulado.

Por todo ello, la PNL de Podemos, que Llorente espera que sea apoyada por el resto de grupos parlamentarios, pretende "poner freno a la ganadería intensiva" y adoptar medidas que garanticen la protección del medio ambiente, la salud pública y la vida en los pueblos.

En concreto, ha especificado el parlamentario de Podemos, la PNL recoge tres medidas, que consisten en que se lleve a cabo una evaluación ambiental estratégica en un plazo de seis meses, que el Gobierno regional deje de conceder subvenciones a las macrogranjas y que suspenda las nuevas autorizaciones. 

El PP lo ve "un disparate de proporciones incomprensibles"

Mientras, el grupo popular en las Cortes regionales ha asegurado que eliminar la ganadería intensiva es "un disparate de proporciones incomprensibles" y el grupo socialista ha advertido de la repercusión negativa que, a su juicio, tendría acabar con ella.

Así han respondido el portavoz del PP en el Parlamento autonómico, Francisco Cañizares, y el diputado del PSOE Fernando Mora a preguntas de los periodistas en rueda de prensa sobre la Proposición No de Ley (PNL) que ha registrado hoy Podemos para instar al Gobierno autonómico a suspender las subvenciones y autorizaciones a macrogranjas, y a realizar una evaluación ambiental estratégica del sector de la ganadería intensiva.

Cañizares ha señalado que el desarrollo económico del tejido rural "tiene que ver con buscar estrategias para obtener beneficio en las actividades agrarias y ganaderas".

"Atacar de forma genérica a la ganadería intensiva me parece ridículo", ha subrayado el portavoz 'popular', para quien esta PNL indica que Podemos "no está con los pies en el suelo".

Al PSOE tampoco le convence

El diputado socialista Fernando Mora, por su parte, ha apuntado que la ganadería intensiva "está en muchos sitios" y ha abogado por que las macrogranjas estén en "un lugar adecuado" para no causar molestias a la ciudadanía, y en este sentido ha dicho que la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural ha tomado medidas en este sentido que le resultan "interesantes".

Con todo, Mora ha afirmado que acabar con la ganadería intensiva está "en contradicción con el modelo económico" de Castilla-La Mancha, ya que la carne de porcino es muy consumida por los ciudadanos y la no autorización para la implantación de nuevas granjas supondría, según el PSOE, que subieran los precios de manera "exponencial" y, por tanto, tendría una "repercusión muy negativa". 

COMPARTIR: