COMUNICADO DEL COLEGIO DE CUENCA

Advertencia a los padres de un Colegio de Médicos de Castilla-La Mancha ante el comienzo del curso escolar

Imagen de archivo Imagen de archivo

El Colegio de Médicos de Cuenca ha advertido este martes de que los profesionales de Atención Primaria no están obligados a emitir informes para la dispensa de la asistencia clase, ante la posible petición de justificantes para los escolares durante la pandemia de COVID-19.

Así lo ha manifestado el Colegio de Médicos de Cuenca en una nota remitida a los medios, a las puertas del inicio del curso escolar en Infantil y Primaria, que arranca este miércoles 9 de septiembre en Castilla-La Mancha.

Según el Colegio de Médicos, los profesionales no están obligados a emitir informes para la dispensa de la asistencia en relación a la vulnerabilidad particular de los escolares ante un posible contagio de COVID-19 para justificar su ausencia a las clases presenciales.

En este sentido, el colectivo ha recordado que los médicos están obligados a certificar estados de salud, bien en un informe clínico o en un certificado médico oficial, pero “no existe tal obligación cuando sean con una finalidad predeterminada”.

Sin amparo legal

Por tanto, ante la demanda o petición por parte de los padres o tutores de los menores de edad, los médicos han precisado que la ley no ampara esta petición, y el médico no está capacitado para hacer justificantes de asistencia o no a los centros escolares.

Asimismo, han recordado que la escolarización es obligatoria en los niveles en Primaria y Secundaria, y es la autoridad competente la que debe establecer las medidas que sean pertinentes para los alumnos con situaciones especiales.

Según la legislación vigente, las ausencias escolares de los menores de edad sólo pueden ser justificadas por sus padres o sus tutores legales, por lo que los médicos de Atención Primaria no tienen la responsabilidad de justificar faltas escolares.

Compartir
Update CMP