NO PUDO SER ATENDIDO

La muerte de un preso pone en jaque la atención sanitaria en las cárceles de Ocaña

Un preso fallecido en la centro penitenciario de Ocaña II este sábado ha levantado la voz de alarma en las cárceles del municipio toledano. Y es que desde la Asociación Profesional de Trabajadores Penitenciarios 'Tu Abandono Me Puede Matar' han denunciado el hecho de que no se cuente con asistencia sanitaria durante los fines de semana. La muerte repentina de este preso, al que no se logró reanimar antes de que llegaran los facultativos, ha puesto la lupa sobre un problema que puede derivar en sucesos como el motín vivido durante el pasado mes de abril. 

Tal y como ha informado la periodista Ángeles Sánchez Infantes en CMMedia, el suceso tuvo lugar este sábado, cuando un interno de 36 años falleció de forma repentina en torno a las 14:00 horas. A pesar de los esfuerzos de los presentes por reanimarle antes de la llegada de los servicios de emergencias, los intentos fueron en vano y acabó muriendo "presuntamente como consecuencia de un infarto". 

Este hecho ha puesto de nuevo de relieve la escasez de medios que padecen en los centros Ocaña I y Ocaña II, circunstancia que piden subsanar desde la asociación para evitar conflictos en el futuro. En ninguno de los penales hay personal sanitario durante los fines de semana y precisamente ésta fue una de las medidas que se reclamó por los presos en incidentes como los del pasado mes de abril, en el que el ataque epiléptico de uno de ellos acabó llevando al límite la tensión y derivando en un motín.

Compartir