CON CRÍTICAS DE LA OPOSICIÓN POR SER "IRRESPONSABLES"

Talavera aprueba unas cuentas para 2019 "muy ambiciosas e inversionistas": ascienden a 87,5 millones

Arturo Castillo, en el centro, concejal de Economía y Hacienda de Talavera de la Reina
Arturo Castillo, en el centro, concejal de Economía y Hacienda de Talavera de la Reina

El pleno del Ayuntamiento de Talavera de la Reina ha aprobado este miércoles de manera inicial el presupuesto municipal para 2019, que asciende a 87,5 millones de euros, con los votos a favor de los concejales del equipo de gobierno y el voto en contra de todos los de la oposición.

El concejal de Economía y Hacienda, Arturo Castillo, ha defendido las cuentas elaboradas por el equipo de gobierno, que ha calificado como "muy ambiciosas e inversionistas".

Castillo ha destacado que contemplan 25 millones de euros en materia de inversiones y para la creación de empleo, al tiempo que ha subrayado que disponen de informe favorable por parte del Servicio de Intervención.

También ha señalado que las tasas municipales seguirán "congeladas", y ha negado las acusaciones del portavoz del PSOE, José Gutiérrez, sobre subidas en recibos como el del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI).

José Gutiérrez ha considerado que el presupuesto es "irresponsable financieramente", ha advertido no va a conseguir desarrollo y va a afectar al bolsillo de los talaveranos y ha criticado que no contemple inversiones relevantes como las que, a su juicio, hicieron los socialistas cuando gobernaban en el Consistorio.

Al respecto, Castillo ha dado la razón al portavoz del PSOE en cuanto a la importancia de las infraestructuras que dejaron en la ciudad, aunque ha puntualizado que "ustedes han hecho las inversiones y nosotros las estamos pagando aún".

A su vez, tanto José Gutiérrez como la viceportavoz de Ganemos Talavera, Sonsoles Arnao, han coincidido en resaltar que al término de la presente legislatura la deuda municipal se verá incrementada.

Sin embargo, el responsable municipal de Economía y Hacienda ha negado este planteamiento de la oposición y ha detallado que la deuda bancaria del Ayuntamiento a 31 de diciembre de 2018 era de 24,4 millones de euros, mientras que en 2011, cuando se inició la etapa de Gobierno del PP, era de 35,5 millones.

Asimismo, y ante las críticas sobre los créditos bancarios solicitados por el Consistorio, Arturo Castillo ha apuntado que desde que su partido está al frente del Gobierno local solo se han pedido préstamos por valor de 4 millones de euros.

Buena parte de las réplicas de la oposición han estado marcadas por la cercanía de las elecciones municipales, de tal forma que Arnao ha calificado el último presupuesto de la legislatura de "herramienta electoral", lo que ha sido negado por Castillo, que ha remarcado que la aprobación de las cuentas de 2019 abrirá en Talavera un nuevo periodo de inversiones en los próximos tres años.

COMPARTIR: