CARBONERAS ES LA LOCALIDAD ORIGINARIA DE SU FAMILIA

Petición desesperada al ministro Ábalos para que no quite el tren a su pueblo de Cuenca

El alcalde de Carboneras de Guadazaón, Carlos Arteche El alcalde de Carboneras de Guadazaón, Carlos Arteche

 

 

El alcalde de Carboneras de Guadazaón (Cuenca), Carlos Arteche, ha pedido directamente al ministro de Fomento, José Luis Ábalos, que impida el cierre de la estación de tren del pueblo.

Que la localidad se quede sin esta infraestructura es, a juicio del primer edil, un hecho especialmente grave no sólo por la pérdida de un servicio de transporte básico sino porque se da la circunstancia de que el propio Ábalos es originario de este pueblo (es hijo del torero Heliodoro Ábalos, «Carbonerito»), “él debería de saber y conocer mejor que nadie lo importante que es para el mundo rural tener unas buenas comunicaciones”, afirma Arteche, quien ha recordado a Ábalos que, “el tren vertebra el territorio y es imprescindible para garantizar nuestra movilidad".

Por ello, "le pido que impida el cierre de la estación de Carboneras, que garantice el servicio de tren en nuestra provincia y a los representantes socialistas de Cuenca en el Congreso y en el Senado que también alcen la voz y defiendan los servicios públicos en nuestros pueblos”, ha añadido. 

Carlos Arteche se ha hecho eco del malestar y enfado de los vecinos de su pueblo al conocer la noticia del cierre de la estación y recuerda cómo desde Adif y Renfe llevan meses intentando desmantelar este servicio, “a finales del año 2019 se suspendía la venta de billetes presencial, pero quedaba aplazada seis meses esta decisión por una exigencia de Teruel Existe al Psoe para apoyar a Sánchez como presidente del Gobierno”, relata Arteche, “una empresa privada se iba a encargar de la venta de billetes pero a día de hoy no se ha retomado ese servicio y se tienen que comprar en una máquina”. 

Arteche lamenta que tanto los responsables del Gobierno de España como los de las empresas Adif y Renfe no sean conscientes de la importancia de la estación de Carboneras, “que presta servicio a todos los pueblos de la comarca y a gran parte de los de la Serranía. Es una estación cuyo cierre va a dejar 120 kilómetros sin posibilidad de que haya cruce entre trenes en una zona en la que se producen numerosos descarrilamientos y desprendimientos, debido a la falta de inversión en la línea”. 

El Ayuntamiento de Carboneras comenzó, desde el pasado verano, a trabajar intensamente en la defensa no sólo de su estación, sino de la línea de tren Madrid-Cuenca Valencia, uniéndose a las iniciativas que se están llevando a cabo coordinadas desde Huete “nos unimos al manifiesto porque queremos no sólo recuperar los servicios que había antes de la pandemia, sino mejorarlos”, señala Carlos Arteche, “texto al que por cierto aún no se han unido ni el PSOE ni Cuenca Nos Une en un ejemplo más de lo que significa dar la espalda a nuestra provincia”.

“Este cierre se hace con oscurantismo, sin contar con la opinión de los pueblos por los que pasa la línea. A los municipios pequeños nos quieren tener callados y que desaparezcamos del mapa. Al cierre de la estación de Carboneras le seguirán otras como Huete y Ocaña. Esto es un gran error de Renfe y Adif, así que vamos a luchar para que nos oigan a pesar de que somos pocos y nos quieran tener callados. No pedimos ser más que nadie, pero no queremos ser menos. Queremos que vuelva el diálogo y la situación que había antes del COVID, incluso que se mejore”. 

Recordemos que, a mediados de julio, el Ayuntamiento de Huete, por iniciativa de su alcalde Francisco Javier Doménech, recababa la adhesión de varios Ayuntamientos a una carta dirigida a Renfe en la que se defendía la continuidad, por varias razones, de la línea ferroviaria Madrid-Cuenca-Valencia. Suscribieron este texto, además de Huete y Carboneras de Guadazaón, los Ayuntamientos de Santa Cruz de la Zarza, Cuevas de Velasco, Cañada del Hoyo, Arguisuelas, Víllora, Yémeda, Valdecolmenas, Villas de la Ventosa, Vellisca, Huelves, Alcázar del Rey, Villarrubia de Santiago, Utiel, Aranjuez y la EATIM de Castillejo del Romeral. También se adhirieron las Plataformas de Ciudadanos de la Alcarria Conquense en Defensa del Ferrocarril Aranjuez – Cuenca – Utiel, de Defensa del Ferrocarril Público y Social de Cuenca, Cuenca Ahora, Pueblos Vivos Cuenca y Plataforma Serranía Celtibérica Cuenca y, más recientemente, el sindicato CSIF Cuenca. Aún no han obtenido contestación a sus demandas por parte de Renfe.

Compartir