COBISA

Un municipio al lado de Toledo y en riesgo de inundación busca soluciones con la Junta

La consejera de Fomento de Castilla-La Mancha, Agustina García Élez, ha mantenido una reunión de trabajo en el Ayuntamiento de Cobisa (Toledo) de cara a abordar las posibles alternativas para la mejora del drenaje de la localidad ante la problemática existente por riesgo de inundaciones.

En el encuentro, la consejera ha estado acompañada por el director gerente de la Agencia del Agua de Castilla-La Mancha, Antonio Luengo, y ambos han analizado éste y otros temas con el alcalde de Cobisa, Félix Ortega, y otros miembros de la Corporación municipal, según ha informado la Junta en nota de prensa.

Ésta es la segunda reunión que mantiene el Gobierno regional con el equipo de Gobierno local para abordar la capacidad insuficiente del colector en cuanto a la avenida de aguas. De esta forma, se ha puesto de manifiesto que la entrada al colector está incorrectamente configurada y hace que no se aproveche completamente su capacidad, ya que se obstruye rápidamente al inicio de las riadas, por lo que debe ser arreglado su diseño. Asimismo, es necesario modificar el rasante de algunas calles para evitar la acumulación de agua y su entrada en las viviendas adyacentes.

Se trata, ha explicado la consejera, "de mejorar significativamente el diseño de estos puntos del municipio para proteger a la población frente a posibles inundaciones". Así, según los técnicos, se deberá actuar en varios frentes. Una de las alternativas consiste en limitar los caudales que entran al colector mediante su almacenamiento temporal aguas arriba del pueblo, mientras que otra consiste en ampliar la capacidad de desagüe del colector "y es lo que vamos a analizar dentro de unas semanas cuando ya tengamos el estudio finalizado", ha dicho García Élez.

"Estamos buscando soluciones para mejorar la calidad de vida de los vecinos de Cobisa; hace unos meses nos comprometimos a hacer un estudio que contemplase las distintas alternativas y ahora entre todas las administraciones implicadas, la Junta de Comunidades, la Diputación de Toledo, la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT) y el Ayuntamiento, analizar la que sea más viable y óptima para el municipio", ha asegurado la responsable de la Consejería de Fomento.

Más actuaciones

Por otro lado, la consejera ha aprovechado para visitar otras inversiones que el Gobierno de Castilla-La Mancha ha materializado en este municipio, concretamente desde la Dirección General de Carreteras y Transportes. Para García Élez, "es una prioridad" invertir en la seguridad de los peatones y conductores. "Por eso, hemos acondicionado las vías de servicio paralelas a la CM-40 en su entrada al municipio y se ha restituido el alumbrado público que en este mismo punto eliminó el anterior Gobierno", ha detallado.

En esta línea, ha especificado que "la actuación en los viales se realizó para mejorar la vía de servicio derecha, en la izquierda y en la zona de unión entre ambas; así como la zona acerada en la entrada de la localidad". El objeto de esta intervención ha sido, por un lado, dar continuidad al itinerario peatonal existente entre las dos vías de servicio, al tiempo que se reorganizaba el tráfico que circula por ellas.

En palabras de la titular de Fomento del Gobierno regional, estas obras se han aprovechado para llevar a cabo actuaciones complementarias como el pintado horizontal de las vías de servicio, la señalización vertical y se ha repintado el nuevo paso de peatones sobre la carretera TO-3100. La inversión para estas acciones ha sido de casi 90.000 euros.

Sin embargo, aunque estas actuaciones se llevaron a cabo el verano pasado, también a finales de 2017 el Gobierno "decidió recuperar el alumbrado público, precisamente en este punto, en la entrada al municipio por la CM-40", ha explicado. La consejera ha destacado que "es muy significativo que el anterior Gobierno desconectara la corriente eléctrica, una vez pasado el periodo de garantía de las obras, con el beneplácito del propio Ayuntamiento gobernado entonces por el Partido Popular".

En opinión de la responsable de Fomento, esta decisión "errónea" hizo que "se deteriorara la instalación y que, además, fuera objeto de vandalismo; con el robo del cobre de la conducción eléctrica". Por eso, ha insistido en que "una vez más, estamos pagando los errores de la anterior legislatura", en este caso invirtiendo de nuevo dinero público para reparar la instalación eléctrica y poder ponerla en servicio. Para esta actuación se han destinado otros casi 20.000 euros.

COMPARTIR: