14 de octubre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

LAGUNAS DE RUIDERA

Un albergue será el centro de interpretación de uno de los mayores atractivos turísticos de Castilla-La Mancha

Nacho Hernando, portavoz del Gobierno de Castilla-La Mancha, este miércoles en rueda de prensa. Foto: Óscar Huertas
Nacho Hernando, portavoz del Gobierno de Castilla-La Mancha, este miércoles en rueda de prensa. Foto: Óscar Huertas

El Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha ha aprobado la orden de gestión para que la empresa pública Tragsa se haga cargo, por 1,3 millones de euros, de las obras de adecuación del albergue Alonso Quijano para convertirse en el centro de interpretación de las Lagunas de Ruidera, dotación presupuestaria que servirá además para adquirir material expositivo y poner en marcha sus instalaciones.

Según ha detallado el portavoz del Gobierno en rueda de prensa, Nacho Hernando, el plan rector de esta estrategia contempla mejoras en el saneamiento de aguas, trabajos de limpieza y desbroce de vegetación y ayudas para adecuar medioambientalmente las carreteras provinciales aledañas, que incluyen además carriles especiales para circular con bicicleta y para senderistas.

Hernando ha puesto en valor que este recurso turístico y natural de la región recibió el pasado año medio millón de visitantes, haciendo de este paraje "uno de los lugares más visitados de Castilla-La Mancha junto a Toledo y Cuenca". Ha apuntado además que los 23 centros de interpretación que han vuelto a abrirse en esta legislatura han recibido a 200.000 personas, lo que sitúa a estos recursos como "una herramienta muy importante para ofrecer reclamos turísticos".

COMPARTIR: