PODRÍAN HABER DEFRAUDADO 1,3 MILLONES

Desarticulan una banda criminal que estafaba en varios países: uno de los registros ha sido en Toledo

La Policía Nacional ha desarticulado, con la detención de 17 personas, una supuesta organización criminal dedicada al blanqueo de capitales procedentes de estafas en varios países europeos que podría haber defraudado 1,3 millones de euros.

Los investigadores sostienen que la organización, afincada en España, formaba parte de una red internacional dedicada a múltiples modalidades de estafas, según informa la Dirección General de la Policía en un comunicado.

Para los agentes, existen indicios de que esta red, que operaba en todo el mundo, ha podido alcanzar los ocho millones de euros estafados en el continente europeo o los 20.000 millones a nivel mundial.

Tras nueve meses de investigaciones, los agentes han arrestado a 17 personas como presuntos autores de los delitos de estafa, blanqueo de capitales, pertenencia a organización criminal y falsedad documental.

Utilizaban, presuntamente, el "fraude al CEO" como principal fuente de capital para blanquear, una modalidad de engaño en la que los estafadores suplantan la identidad de algún proveedor y contactaban con el responsable del departamento financiero de una empresa para facilitarles una nueva cuenta bancaria donde dirigir los pagos, ha informado la Policía.

El destinatario seguía entonces las instrucciones del falso CEO ordenando transferencias a cuentas controladas por los estafadores.

Después, esta organización recibía el dinero y, a través de la red de mulas y sus 85 cuentas bancarias lograban blanquearlo, llegando presuntamente a defraudar 1.300.000 euros.

Los agentes han practicado cinco registros en Madrid, Santander y Casarrubios del Monte (Toledo), donde se han intervenido más de 16.000 euros, documentos falsificados para la apertura de cuentas bancarias y tarjetas relacionadas con la actividad criminal.

Uno de ellos ha sido en el domicilio de uno de los arrestados, donde se intervinieron varios recipientes que contenían sustancia estupefaciente y útiles para su tráfico, corte y adulteración, imputándole por ello un delito contra la salud pública.

Actualmente, los agentes analizan toda la documentación hallada, de forma que la Policía no descarta nuevas detenciones.

Compartir
Update CMP