19 de septiembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

AMENAZADAS CON UN CUCHILLO DURANTE UNA ATENCIÓN DOMICILIARIA

Noche de pesadilla para una médico y una enfermera del Sescam: “No saldréis vivas de aquí"

El Sindicato de Enfermería SATSE ha denunciado una nueva agresión a una enfermera y una médico ocurrida el pasado sábado 17 de agosto durante un aviso domiciliario en la localidad albaceteña de La Gineta, dependiente del centro de salud de La Roda gestionado por el Servicio público de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam).

Este episodio violento, según ha informado el sindicado, ocurrió sobre las 21.30 horas tras recibirse un aviso en el Centro de Salud para atender en un domicilio de La Gineta a una paciente aquejada, al parecer, de un ataque de ansiedad. Ambas profesionales se desplazaron hasta el domicilio y, a la vista del estado de la paciente y tras intentar calmarla sin éxito, le dijeron que la trasladarían al Hospital del Perpetuo Socorro de Albacete. Sin embargo, la paciente se negó al traslado y pidió a las sanitarias que llamaran a su hermano, que al llegar, "lejos de calmar a la paciente y ostensiblemente nervioso comenzó a increpar a la enfermera y a la médico".

"Ante el nerviosismo y la agresividad mostrada por el hombre y no siendo conveniente para la paciente dejarla sola esa noche, se llamó a la Guardia Civil para que acudiera al domicilio y ayudara a calmar tanto a la paciente como a su hermano", añade SATSE. Según el relato del sindicato, "en ese momento la paciente se salió de la sala y volvió a ella con un cuchillo de cocina en actitud agresiva para ambas sanitarias, que intentaron convencerla de que no sería ingresada contra su voluntad". Entonces el hermano, al enterarse de que se había llamado a la fuerza pública, presuntamente amenazó y coaccionó a ambas sanitarias advirtiéndoles de que si no llamaban de nuevo a la Guardia Civil diciéndoles que no era ya necesaria su presencia “no saldríamos de allí vivas”, tal y como han relatado ambas profesionales.

Tras el violento episodio, las sanitarias realizaron la llamada a la Guardia Civil y, al colgar, se marcharon corriendo del domicilio. Con posterioridad, tanto la Guardia Civil como el 112 acudieron a la vivienda, sin que los moradores les abriesen la puerta.

Las profesionales sanitarias han denunciado los hechos ante la Guardia Civil y también han presentado la comunicación de este episodio violento ante el Sescam.

El sindicato SATSE considera "inaceptables este tipo de agresiones contra los profesionales sanitarios" y pide que se adopten las medidas de seguridad “eficaces y contundentes” para evitar este tipo de ataques.

COMPARTIR: