ACUERDO CON MICROSOFT

La Junta se une a un gigante de la informática en una campaña que asegurará el teletrabajo en pymes y entidades

El Gobierno de Castilla-La Mancha y la multinacional tecnológica Microsoft han puesto en marcha la iniciativa solidaria "Todos desde casa" con el objetivo de facilitar de manera gratuita el trabajo desde los domicilios a pequeñas y medianas empresas (pymes), centros educativos y ayuntamientos. Según ha informado la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas en nota de prensa, la finalidad de esta iniciativa es implantar de forma urgente mecanismos para habilitar el teletrabajo y que de esta forma la actividad se vea lo menos afectada posible por la crisis sanitaria ocasionada por el coronavirus.

Esta colaboración entre el Ejecutivo regional y Microsoft, uno de sus proveedores tecnológicos, es fruto de las conversaciones mantenidas entre el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, y la presidenta y consejera delegada de Microsoft España, Pilar López. La iniciativa solidaria, que nace de la mano de Microsoft junto con la Asociación Internacional de Partners de Microsoft (IAMCP) de España, se canaliza a través de una página web a la que también se puede acceder mediante los enlaces que aparecen en los apartados de las Consejería de Economía, Empresas y Empleo y de Hacienda y Administraciones Públicas en la página web de la Junta de Comunidades.

Ruiz Molina ha resaltado que este proyecto se nutre de la colaboración altruista de empresas tecnológicas y voluntarios individuales que desean ofrecer sus recursos y conocimientos para ayudar a aquellas otras organizaciones que, en las actuales circunstancias de crisis sanitaria, necesitan habilitar un entorno de teletrabajo para que su actividad se resienta lo mínimo posible.

Asimismo, ha indicado que está en la línea del interés del Gobierno castellano-manchego de reducir el impacto negativo que el Covid-19 pueda tener en empresas de la región, muchas de ellas pymes y autónomos. De hecho, los beneficiarios de esta iniciativa son principalmente las empresas de cualquier tamaño así como centros educativos públicos y privados y organismos de la administración pública local, que recibirán ayuda para implantar mecanismos que permitan a sus empleados continuar con su labor profesional fuera de los puestos habituales en la oficina.

En función de lo que soliciten, recibirán una contribución solidaria por parte de las empresas colaboradoras, que podrá ser bienes o servicios, bien gratuitos o que tengan un precio excepcionalmente bajo con respecto a su coste habitual. Esta ayuda consistirá en instalar herramientas para trabajar a distancia como videoconferencias, recibir cuatro horas de asesoramiento gratuito por teléfono o internet, disponer de hardware y soluciones de comunicación en condiciones especiales o acceder a servicios en la nube como, por ejemplo, almacenamiento de información.

De igual forma, Microsoft ofrecerá a los interesados información para garantizar la seguridad, facilitar guías y tutoriales e, incluso, formación básica en soluciones de teletrabajo.

Compartir