LAS RESTRICCIONES SE LEVANTARÁN DE FORMA PROGRESIVA

Castilla-La Mancha anuncia el "desconfinamiento interno" como primera medida de alivio en las residencias de mayores

Aurelia Sánchez, consejera de Bienestar Social de Castilla-La Mancha, este miércoles en rueda de prensa. Foto: Óscar Huertas Aurelia Sánchez, consejera de Bienestar Social de Castilla-La Mancha, este miércoles en rueda de prensa. Foto: Óscar Huertas

La consejera de Bienestar Social de Castilla-La Mancha, Aurelia Sánchez, ha indicado que en prácticamente todas las residencias de mayores de la región se ha administrado ya la segunda dosis de vacuna de la covid y que, si los datos de incidencia del virus siguen mejorando, se tomarán medidas poco a poco, la primera, el desconfinamiento interno.

En una rueda de prensa para informar sobre los acuerdos del Consejo de Gobierno, Sánchez ha respondido a preguntas de los periodistas sobre la situación de la pandemia en las residencias y si se adoptará alguna medida próximamente, en el Consejo de Gobierno extraordinario de este fin de semana, para aliviar las restricciones.

La consejera ha explicado que la evolución de la incidencia de covid-19 en las residencias está siendo positiva, ya que, en el pico de la tercera ola, el 25 de enero, había 128 residencias con algún caso positivo, mientras que ayer la cifra había bajado a 47; asimismo, se ha pasado de 793 residentes positivos en aquella fecha a los 316 de ayer.

Medidas progresivas para la normalización

Por tanto, siendo conscientes de que las medidas restrictivas que se han adoptado para las residencias son muy duras, están dando frutos y se está consiguiendo bajar la curva de contagios, ha dicho la consejera, quien ha añadido que eso les lleva a que se puedan poner encima de la mesa nuevas medidas de normalización.

Sin embargo, se tiene que hacer poco a poco, ha insistido, porque en las decisiones lo que siempre se ha primado ha sido la vida.

Así, cuando los datos lo permitan, lo primero que se va a hacer es el desconfinamiento interno, ya que ahora, por ejemplo, cuando un residente va al médico, a la vuelta tiene que confinarse diez días, de manera que ya, con la vacunación y la menor transmisión que hay en la sociedad, "podemos avanzar hacia un desconfinamiento interno y una mayor normalización", en el sentido de que las personas que conviven en sectores dentro de las residencias puedan compartir actividades.

Si los datos siguen mejorando, se continuará en ese proceso de normalización, pero todavía para la apertura de las residencias no hay fecha, se irán analizando los datos epidemiológicos y actuando en consecuencia. Ha recordado que esta semana se está vacunando a los mayores de 95 años en domicilio y la semana próxima se inmunizará a los mayores de 80 y a las personas dependientes de grado 3 y sus cuidadores. 

Compartir