20 de febrero de 2018
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

LA EX PRESIDENTA NEGÓ QUE HICIESE RECORTES EN CASTILLA-LA MANCHA

"Canallada" o "crueldad extrema": la valoración más dura de las palabras de Cospedal no es de un político

José Manuel Ramírez, a la derecha, este miércoles en el Palacio de Fuensalida. Foto: Óscar Huertas.
José Manuel Ramírez, a la derecha, este miércoles en el Palacio de Fuensalida. Foto: Óscar Huertas.

El presidente de la Asociación Estatal de Directores y Gerentes de Servicios Sociales, José Manuel Ramírez, ha tachado hoy de "canallada políticamente hablando" que María Dolores de Cospedal niegue recortes durante su mandato como presidenta de Castilla-La Mancha, cuando "recortó 314 millones de euros anuales".

Así lo ha asegurado Ramírez en declaraciones a los periodistas este mediodía en Toledo, con motivo de su participación en un acto de entrega de reconocimientos a los ayuntamientos de Hellín (Albacete) y Alcázar de San Juan (Ciudad Real) por su excelencia en inversión social.

Rara justificar sus afirmaciones, Ramírez ha hecho alusión al informe del índice DEC 2017, que muestra el desarrollo de los servicios sociales desde 2012 a 2017, a partir de datos del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas.

"Me imagino que "el señor Montoro no será sospechoso de manipular los datos para perjudicar a la señora Cospedal", ha afirmado Ramírez, quien ha recalcado que, según dicho datos oficiales, Cospedal recortó 314 millones anuales mientras gobernó, casi el 32 por ciento del presupuesto, "cuando estábamos en los años de plomo de la crisis".

Habla de "crueldad extrema"

Dicho esto, el responsable de la Asociación de Directores y Gerentes de Servicios Sociales ha considerado "de una crueldad extrema" que la dirigente que recortó "de manera inmisericorde", ha dicho, el presupuesto para atender las necesidades más básicas de las personas diga ahora que no ha habido recortes.

Ramírez ha resaltado que recuperar el presupuesto en servicios sociales, tras dichos recortes, "va a ser tremendamente complejo", aunque ha reconocido que hay indicadores que avalan que está habiendo avances, como es el aumento de la inversión por habitante en servicios sociales, que ha pasado de 359 euros en 2015 a 392 en 2017.

En materia de dependencia, el responsable de la Asociación de Directores y Gerentes en Servicios Sociales (entidad que elabora el Observatorio Estatal para la Dependencia) ha destacado que en 2017 se ha reducido la lista de espera a la mitad, de modo que en diciembre de 2016 el 36 % de los castellano-manchegos dependientes estaban en lista de espera y a 31 de diciembre de 2017 están el 18%.

En este punto ha subrayado que Castilla-La Mancha ha sido la segunda comunidad de toda España en la que más ha aumentado el número de beneficiarios del sistema de la dependencia, concretamente un 24,5 por ciento, sólo por debajo de Navarra, como también han crecido las plazas residenciales y los profesionales de referencia.

Por último, Ramírez ha abogado por conseguir el objetivo de "recuperar, como mínimo, los niveles en que se encontraba el sistema público de servicios sociales antes de la acción inmisericorde de un gobierno que entonces no tenía alma", ha aseverado.

COMPARTIR: