LOS RESIDENTES ESTÁN EN PERFECTO ESTADO

Cáritas, pendiente de recobrar el suministro eléctrico en su centro afectado por el incendio de Toledo

El equipo directivo de Cáritas Diocesana de Toledo ha informado que todos los residentes de Hogar 2.000, que han sido desalojados ante el incendio originado en Toledo, se encuentran "en perfecto estado" y "han pasado buena noche".

En un comunicado público, ha señalado que "en cuanto vuelva el suministro eléctrico a la zona volveremos al Hogar".

Los residentes han recibido este sábado "la visita y el cariño" del arzobispo, Braulio Rodríguez y, ante ello, ha asegurado que "estamos convencidos de que ha sido el Corazón de Jesús quien nos ha salvado y por eso el arzobispo se ha comprometido a entronizar el Corazón de Jesús en cuanto volvamos a casa", ha añadido.

Cáritas Diocesana de Toledo ha concluido dando las "gracias a todos por vuestro cariño y vuestras oraciones". 

COMPARTIR: