CRISIS INTERNA

Errejón deja su escaño en el Congreso tras renunciar a las siglas de Podemos en las elecciones

Íñigo Errejón
Íñigo Errejón

El confundador de Podemos Íñigo Errejón ha anunciado este lunes que deja su escaño en el Congreso tras la crisis que ha generado en la formación morada su decisión de concurrir en las próximas elecciones autonómicas de Madrid como candidato de la plataforma 'Más Madrid', impulsada por la alcaldesa de la capital, Manuela Carmena. Eso sí, ha dejado claro que no se va de Podemos.

"No podría dejar Podemos ni aunque quisiera. Lo he fundado y lo llevo tatuado en la piel, y sigo siendo militante de Podemos", ha explicado en la rueda de prensa que ha convocado de urgencia en el Congreso para anunciar su decisión. "Pago muy tranquilo el precio de haber adoptado la decisión correcta", ha afirmado.

En su comparecencia, Errejón ha argumentado que "a veces lo correcto y lo cómodo no coinciden" y que, tras recibir "varias peticiones" públicas para que entregara su acta, ha pensado que tomar esta decisión era lo mejor para "dejar atrás la fase de las disputas de los partidos y centrarse en lo importante", como es, a su juicio, ganar la Comunidad de Madrid.

La dirección de Podemos había señalado la puerta de salida a Errejón desde que anunció su decisión el pasado jueves, pero se había negado a emprender ninguna medida sancionadora ni de expulsión, al considerar que "no se puede echar a alguien que ya se ha ido".

Es decir, la cúpula del partido morado ha defendido desde el primer momento que fue Errejón quien tomó la decisión de dejar Podemos al querer competir con una nueva plataforma y no como candidato de Unidos Podemos y, por lo tanto, quien debía asumir la responsabilidad de dejar su escaño y el partido.

Cuatro días después de estallar la mayor crisis de Podemos desde su nacimiento hace cinco años, Errejón ha decidido abandonar el escaño que consiguió como 'número tres' de la lista que encabezó por Madrid el secretario general, Pablo Iglesias, en las elecciones generales de 2016. Errejón inició la legislatura como portavoz parlamentario, pero fue relevado por Irene Montero tras ser derrotado en la Asamblea de Podemos de 2017, conocida como Vistalegre II.

La renuncia de Errejón a su escaño en el Congreso permitirá volver a la Cámara Baja a la candidata de Izquierda Unida a la Comunidad de Madrid, Sol Sánchez, quien ya ejerció como diputada entre enero y mayo de 2016, en la conocida como 'legislatura corta'.

Sánchez fue elegida en primarias candidata de IU a la presidencia regional, y su formación contaba con que iría de número dos en la lista autonómica que inicialmente iba a presentar Unidos Podemos en las elecciones de mayo estaba pendiente de negociación.

COMPARTIR: