LA BAJADA SE RESISTE EN TOLEDO

Los datos de Covid-19 mejoran en toda la región... menos en una provincia

La incidencia acumulada de casos de covid-19 en Castilla-La Mancha se ha situado en la semana del 30 de noviembre al 6 de diciembre -teniendo en cuenta solo los municipios de más de 500 habitantes- en 115 casos por cada 100.000 habitantes, un dato inferior al de la semana anterior, cuando la incidencia acumulada fue de 124 casos por cada 100.000 habitantes.

Según los datos publicados este viernes por el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam) consultados por Efe, en la semana 49 -del 30 de noviembre al 6 de diciembre- se contabilizaron en los 407 municipios de la región que tienen más de 500 habitantes un total de 2.334 casos, mientras que en la semana 48 -que comprendió del 23 al 29 de noviembre- se sumaron 2.514 casos.

Por provincias, la incidencia acumulada en la semana 49 en Toledo fue de 136,15 casos por cada 100.000 habitantes y ésta ha sido la única provincia de Castilla-La Mancha en la que se han incrementado los positivos de covid-19 en la semana 49, pues en la semana anterior la incidencia acumulada era de 134,42 casos por cada 100.000 habitantes.

Además, Toledo es la provincia con mayor incidencia acumulada de la región, seguida de Cuenca, con 120,21 casos por cada 100.000 habitantes en la semana 49, si bien en la semana anterior Cuenca tenía una incidencia acumulada de 175,73 casos por cada 100.000 habitantes.

En Ciudad Real, la incidencia acumulada en la semana 49 ha sido de 108,12 casos por 100.000 habitantes, también inferior a la de la semana 48, cuando se registraron 118,20 casos por cada 100.00 habitantes; y en Albacete, la incidencia acumulada ha bajado a 102,02 casos por cada 100.000 habitantes en la semana 49, menor a la de la semana anterior, cuando hubo 111,81 casos por cada 100.000 habitantes.

En Guadalajara, la incidencia acumulada en la semana del 30 de noviembre al 6 de diciembre ha sido de 85,35 casos por cada 100.000 habitantes, ligeramente superior a la semana 48, cuando se detectaron 83,41 casos por cada 100.000 habitantes. 

Compartir