INTENSA TRACA FINAL EN EL DEBATE SOBRE EL ESTADO DE LA REGIÓN

La sideral distancia que separa a Page y Núñez pinta en negro los grandes acuerdos

Emiliano García-Page, este miércoles durante el Debate sobre el Estado de la Región (Fotos: Cortes CLM) Emiliano García-Page, este miércoles durante el Debate sobre el Estado de la Región (Fotos: Cortes CLM)

Castilla-La Mancha está en una situación complicada, sanitaria y económicamente, debido a la crisis generada por la pandemia de coronavirus. Es una evidencia en la que han coincidido durante el Debate sobre el Estado de la Región tanto el Gobierno presidido por Emiliano García-Page como por los grupos parlamentarios socialista, 'popular' y de Ciudadanos. Todos ellos, además, han verbalizado la conveniencia, cuando no necesidad, de llegar a acuerdos para ofrecer a los ciudadanos las soluciones que demandan en estos difíciles momentos.

Sin embargo, el entendimiento entre PSOE y PP, los dos grandes partidos de la política castellano-manchega, parece a día de hoy una quimera si atendemos a lo observado este jueves en el Parlamento autonómico, donde los socialistas han votado en contra de las 7 propuestas de resolución presentadas por los 'populares' y donde los 'populares' han votado en contra 6 de las 7 propuestas de los socialistas, absteniéndose en una de ellas. De nada ha servido, a la hora de la verdad, que en la jornada inaugural del Debate el presidente Page y el líder del PP regional, Paco Núñez, se tendiesen la mano mutuamente para pactar sobre asuntos cruciales como los presupuestos de 2021, la financiación autonómica o la defensa del agua. En las próximas semanas, ambos tendrán que acercar mucho sus posturas para que dichos ofrecimientos no queden en agua de borrajas.

El regusto que ha dejado el final del Debate sobre el Estado de la Región de este año, desde luego, no pinta fáciles las cosas. La batalla dialéctica protagonizada como traca final por el presidente del Grupo Socialista, Fernando Mora, y por la portavoz del Grupo Popular, Lola Merino, ha evidenciado que la distancia entre ambos partidos es ahora mismo sideral. Merino se ha mostrado muy dura contra la gestión que Page y su equipo están realizando en torno a la crisis sanitaria y ha verbalizado frases como:

"Los castellano-manchegos no merecemos un presidente que no está a la altura. ¿Dónde están las propuestas del presidente para salvarnos y ganarle la batalla al virus? Ayer no llegó el plan de salvamento que necesitan los castellano-manchegos. Dedicó el 90 por ciento del tiempo a hablar de sí mismo, de lo afectado y lo dolorido que está. De que le estaban creciendo los mofletes y que se le estaba cayendo el pelo. Fue bochornoso e indecente". 

"Ayer volvimos a ver, lamentablemente, al Page soberbio y faltón. Volvió a mostrar esa faceta que hemos descubierto todos los castellano-manchegos y también los españoles cuando las cosas se han complicado".

"Es cierto que Page no tiene la culpa del coronavirus. Pero Page y su Gobierno son responsables de la gestión de la crisis del coronavirus. Tienen la obligación de proteger a todos los castellano-manchegos y no lo han hecho bien. ¿Por qué tiene que ser Castilla-La Mancha la región con mayor tasa de mortandad de Castilla-La Mancha? ¿Por qué?"

"Ustedes engañan hasta con el número de fallecidos. No tienen alma ni humanidad. Les pedimos respeto al menos con la memoria y con la dignidad de los fallecidos y de sus familias. ¡Que no son cifras, que son personas!"

Y, tras la intervención de Merino, el socialista Fernando Mora no tardaba en calificar el tono de oposición que emplea el PP de Castilla-La Mancha: "Son ustedes unos radicales, unos auténticos radicales". "Merino, después de escucharle a usted, entiendo por qué Vox no está en esta Cámara", ha añadido.

Además, Mora ha asegurado, refiriéndose a los 'populares', que "con radicales y populistas es muy difícil pactar, por no decir imposible". "Con insultos no se llega a ningún sitio", ha añadido, aunque el diputado socialista ha abierto una ventana a la esperanza: "Podemos llegar a acuerdos y a pactos, pero con voluntad de diálogo". Pero hoy no ha sido el día: "Si ustedes gobernasen no aprobarían ninguna de las propuestas de resolución que han presentado, ninguna; porque son mentira. Vamos a votar no a todas". Y así ha sido. 

"Las cosas están mal, ayer lo reconocía el presidente, pero pueden estar peor. Usted (dirigiéndose a Paco Núñez) está ayudando a que todo esté peor, pero se equivoca. Con usted o sin usted, esta región va a salir adelante. Le pediría que no compita con la extrema derecha y asuma posiciones más moderadas", ha finalizado Mora.

Por el momento, el llamamiento de Ciudadanos para activar una "tregua política" que permita luchar contra el coronavirus y sus efectos "desde el consenso" en Castilla-La Mancha no ha tenido el efecto deseado, aunque los naranjas han demostrado voluntad para ello votando a favor de seis de las siete propuestas de resolución presentadas por el PSOE y apoyando también todas las del PP sin excepción. De las siete defendidas por ellos mismo, tres han sido rechazadas y las cuatro restantes aprobadas, dos por unanimidad y otras dos con el apoyo de los 19 parlamentarios socialistas.

La lideresa del partido centrista en Castilla-La Mancha, Carmen Picazo, había interpelado minutos antes de la votación a optar por el diálogo como receta para la salida de la crisis: "Si seguimos pelando acabaremos los unos con los otros pero no acabaremos con el virus. Inauguremos una tregua política, exploremos el territorio de la responsabilidad, estemos a la altura. Confiemos en nosotros mismos para que la sociedad confíe en nosotros", ha defendido.

Pese ello, no ha dudado en calificar sin tapujos la gestión de la pandemia realizada por el Ejecutivo de Page durante los últimos meses. "En esta pandemia, este flamante Gobierno de la mayoría absoluta ha cometido grandes errores. Pasar por alto las gravísimas negligencias que ha cometido sería una traición a quienes peor lo han pasado por la dureza de este virus, pero una cosa es denunciarlo y otra es ensañarnos con ánimo partidista". "A grandes males, grandes remedios. Juntos somos más fuertes. O unidos, o nada. Es ahora o nunca", ha alertado Picazo.

Paradójicamente, tras lo escuchado durante la segunda jornada del Debate sobre el Estado de la Región desde la bancada socialista y 'popular', la cita ha culminado con la unanimidad de los tres grupos en torno a solo dos de las 21 resoluciones propuestas, las presentadas por Ciudadanos abogando por favorecer el envejecimiento activo y saludable y la autonomía de las personas mayores y recalcando la necesidad de "rebajar la tensión política y alcanzar grandes consensos para afrontar el futuro de Castilla-La Mancha". Todos tendrán una oportunidad de oro para llevarlo a cabo en las próximas semanas, cuando han de redactarse y aprobarse los presupuestos de la Junta para 2021, uno de los más decisivos de la historia de la Región debido a la situación histórica que estamos padeciendo.

Otras resoluciones

Tras las dos sesiones de debate que han acogido las Cortes también se han aprobado las siete resoluciones registradas por los socialistas, logrando una ellas, de apoyo a la Constitución, a la monarquía parlamentaria y de reconocimiento de la labor del Rey Felipe VI como jefe del Estado, la abstención del Grupo Popular, que se llegó a plantear su apoyo total a la misma si se eliminaba uno de sus puntos.

Dicha propuesta también insta al Gobierno regional y a los partidos políticos representados en las Cortes a que en el momento en que las circunstancias lo permitan reanuden los trabajos de elaboración del nuevo Estatuto de Autonomía. El PP, solicitó la eliminación del punto ocho de la misma para votar a favor, algo que no aceptó finalmente el PSOE.

La formación naranja, además de las dos resoluciones que han salido adelante por unanimidad, ha visto aprobadas otras dos (con los votos del PSOE y la abstención del PP en ambos casos), sobre cómo convertir la Atención Primaria en el elemento vertebrador del sistema público de salud de la región y sobre la necesidad de una "inmersión digital efectiva" de la educación de la región.

En concreto, la resolución de Cs aprobada por unanimidad sobre la necesidad de acudir al consenso en los asuntos cruciales para Castilla-La Mancha manifiesta la necesidad de centrar el presupuesto para 2021 en la reconstrucción social y económica de la región pero también aboga por intentar consensuar un texto único para solucionar la okupación ilegal de viviendas y tramitarlo para su aprobación por parte del Estado, así como alcanzar un Pacto contra la Despoblación en la Comunidad Autónoma.

Compartir