MUJER DE 48 AÑOS DE EDAD

Detenida en Toledo por estafar durante años a un amigo: consiguió 30.000 euros

La Guardia Civil ha detenido a una mujer de 48 años de edad, vecina de la localidad de Villaluenga de la Sagra, como autora de un delito de extorsión y un delito de estafa, ocurrido en las localidades de Magán y Villaluenga de la Sagra. La víctima llegó a entregar alrededor de 30.000 euros durante los últimos cuatro años.

El pasado mes de octubre de 2020, un hombre de 59 años de edad denunciaba ante la Guardia Civil de Olías del Rey que llevaba varios años siendo amenazado por una amiga para que le entregara ciertas cantidades de dinero.

En nota de prensa, la Guardia Civil ha informado de que según la manifestación del denunciante, su amiga le decía que tenía un amigo que era fiscal y que éste a través de ella le reclamaba a la víctima ciertas cantidades de dinero por unas deudas que tenía con la justicia; si no cumplía las peticiones del supuesto fiscal, le embargarían la casa, le amputarían un brazo a su sobrino e incluso llegarían a prostituir a unas amigas que tenían en común la víctima y la autora.

Estas peticiones las hacía la detenida vía SMS, actuando como intermediaria entre el supuesto Fiscal y la víctima, según relataba éste.

La víctima, ante el temor de que le pudieran embargar su casa, procedió a entregar el dinero que le reclamaban, realizando en la cuenta bancaria de su amiga, la cantidad de 600 euros mensuales durante cuatro años.

Si ya era poco beneficio lo que le parecía a la autora, ésta le solicitó a la víctima que, para que no tuviera que realizar los ingresos mensuales a su cuenta, le facilitara las claves de acceso de su cuenta bancaria y ella realizaba directamente los ingresos solicitados, extremo al que accedió la víctima. La víctima denunció los hechos en la Guardia Civil cuando comenzó a desconfiar de su amiga.

Presuntos delitos de extorsión y estafa

El Equipo ROCA de Illescas se hizo cargo de la investigación y comprobó que la ahora detenida era la autora de un presunto delito de extorsión y otro de estafa, toda vez que, tras las gestiones bancarias realizadas, comprobaron que la autora se hacía pasar por un Fiscal, el cual amenazaba a la víctima para que le entregase el dinero que le solicitaba por cierta deuda contraída con la justicia.

Las diligencias instruidas por estos hechos fueron puestas a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Guardia de Toledo.

Compartir