CORONAVIRUS

La región se apoya en su bajo nivel de contagio para afrontar la vuelta a la actividad

FOTO: JCCM FOTO: JCCM

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha confiado este viernes en no tener problemas a la hora de poder afrontar la siguiente fase de la reactivación, toda vez que ha subrayado que se ha situado como la comunidad autónoma con menor nivel de contagio, junto con Asturias, y la que menor tasa de crecimiento de la pandemia tiene.

El consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha, Jesús Fernández Sanz, ha analizado en una rueda de prensa telemática la evolución del Covid-19 en la región y ha señalado que, si los datos que hay que recabar para informar al Ministerio de Sanidad para comprobar si se cumplen los indicadores siguen la tendencia actual, "no habrá problema para afrontar la siguiente etapa".

En concreto, ha señalado que el nivel de contagio es del 0,62 por ciento, el mismo porcentaje que en Asturias, y que sitúa a estas dos regiones con el indicador más bajo, mientras que la tasa de crecimiento ha sido del -17,3 por ciento, la más baja de toda España. Fernández Sanz ha apuntado, con todo, que Castilla-La Mancha sigue siendo una de las comunidades autónomas con mayor número de contagiados, pero "se está gestionando de forma eficaz" y ha valorado que es la que mejor evolución está teniendo.

También ha indicado que han bajado los hospitalizados y los pacientes en UCI, y hay más respiradores libres y aumenta el número de curados. Por ello, ha felicitado tanto a los profesionales sanitarios que están trabajando "al 500 por ciento" como a los castellano-manchegos que se han confinado y han cumplido las medidas higiénico-sanitarias para conseguir que "se llegue a estos niveles de reproducción del virus".

"En ese empujón hay que seguir", ha animado el consejero de Sanidad que ha celebrado que, en las últimas 24 horas no se ha producido ningún ingreso por Covid-19 en el Hospital de Albacete, "un hospital que ha sido muy importante en la lucha contra el virus". Asimismo, ha destacado que desde que comenzó la pandemia, en Castilla-La Mancha se han practicado 101.804 pruebas diagnósticas de coronavirus, de los cuales 43.514 son PCR y 58.290 son test rápidos.

En las últimas 24 horas, se han practicado 3.192 test, de ellos 1.242 PCR y 1.950 test rápidos, y ha resaltado que de los PCR realizados, 78 han sido positivos, por lo que ha destacado que la menor tasa de crecimiento de la pandemia no se ha debido a que se han hecho menos test, sino "todo lo contrario, han crecido".

"Es un situación esperanzadora", ha admitido el consejero de Sanidad, que ha pedido no caer en triunfalismos, al tiempo que ha indicado que su departamento ya trabaja con los cinco grupos de trabajo y está "empezando a tener relaciones con el grupo de trabajo que compartimos con el Ministerio "para la siguiente etapa". Sin embargo, ha informado de que aún no se ha acordado ninguna medida concreta para Castilla-La Mancha para coordinar esta vuelta a la actividad, si bien ha resaltado que la región está cumpliendo con los indicadores para pasar a la siguiente fase. 

Altas en la Guardia Civil

Por otro lado, y ante la denuncia de la Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC) relativa a que se está dando de alta a agentes por teléfono, sin haberles practicado ninguna prueba, el consejero ha explicado que está en vigor la orden del 11 de abril, que especifica que si una persona ha estado aislado 14 días y no presenta síntomas tres días después de finalizar el aislamiento, se puede incorporar a su puesto de trabajo sin necesidad de someterse a un PCR, aunque si son sintómaticos sí deben hacerse la prueba. 

Compartir
Update CMP