Y ELIMINA LA TASA DE APERTURA DE COMERCIOS

El pleno de Toledo aprueba la bajada del IBI y otros impuestos en 2021

El pleno del Ayuntamiento de Toledo ha aprobado de manera definitiva las Ordenanzas de Tasas y Precios Públicos para el ejercicio 2021. Con la aprobación de este documento económico, como ha explicado la concejala de Hacienda, Mar Álvarez, en su intervención plenaria, los toledanos verán reducidos los impuestos y tasas como el IBI, y estarán exentos de abonar la tasa de apertura de establecimientos, comercios y empresas, que queda eliminada. El resto de impuestos y tasas quedan congeladas.

"Adaptamos los impuestos y tasas a la situación socio-económica propiciada por la COVID-19", ha comentado la edil, además de explicar que el Consistorio dejará de ingresar en torno a 2 millones de euros en 2021 por la bajada de impuestos y otras deducciones, una cantidad a la que hay que sumar los más de 8 millones de euros que el Ayuntamiento ha invertido en gastos extraordinarios frente a al virus, ha indicado el Ayuntamiento en nota de prensa.

Así, en 2021 los ciudadanos verán reducido el IBI en medio punto porcentual y los emprendedores con proyectos para nuevos establecimientos, comercios y empresas se verán exentos del pago de la tasa que rige la puesta en marcha de iniciativas empresariales en la ciudad de Toledo, pues como ha reiterado Mar Álvarez, desde el equipo de Gobierno de la alcaldesa Milagros Tolón "generamos el escenario propicio para la reactivación económica y social de la ciudad con las medidas necesarias para la dinamización económica y la creación de empleo".

Además, como ha explicado la concejala, se simplifican los trámites y se amplían los plazos de pago para dar más facilidades a la ciudadanía. Así, los importes a fraccionar se reducen desde los 240 a los 10 euros y se amplían los plazos para deudas por encima de los 6.000 euros; mientras que se simplifica la tramitación y el plazo de fraccionamiento excepcional que pasa de 36 meses a 48 meses.

De otro lado, Mar Álvarez ha recordado a los grupos políticos de la oposición que las ordenanzas fiscales responden a la realidad de la pandemia. "Hay que ser realistas, por el bien de los toledanos preferimos votar unas tasas realistas antes que dejar solos a los ciudadanos", ha dicho, para añadir que concejales del PP "siguen empeñados con que Toledo tiene mayores impuestos que otras ciudades y no es así".

"Lo pueden comprobar, por ejemplo, en la tabla de coeficientes del IAE que ha publicado Fedeto, estamos por detrás de Madrid y estamos por debajo de Cuenca; no nos pidan hacer lo que ustedes no hicieron en el Gobierno de estas ciudades", ha añadido.

Sobre los remanentes o ahorros municipales que se incluyen en el Presupuesto del ejercicio 2021, Mar Álvarez también ha aclarado que de los 7 millones de remanentes, el Gobierno de la alcaldesa Milagros Tolón destinará uno a ayudas directas a pequeñas y medianas empresas (pymes) y a trabajadores autónomos, mientras que el Presupuesto del Ayuntamiento de Madrid con 273 millones de remanentes destinará tres a pymes y autónomos. "Saquen ustedes la proporción y cuenten a los empresarios de Madrid lo que se está haciendo en Toledo", ha dicho.

El PP critica la "subida" de la presión fiscal

De su lado, la portavoz del PP en el Ayuntamiento, Claudia Alonso, ha censurado que la "subida" de la presión fiscal aprobada "va a hacer aún más difícil el día a día de muchas familias, autónomos y pequeños negocios de la ciudad el año que viene" y ha lamentando que por la "ignorancia y la falta de capacidad de gestión del Equipo de Gobierno"

Así se ha pronunciado Alonso durante su intervención en el pleno municipal en el que se ha procedido a la aprobación definitiva de las Ordenanzas Fiscales para 2021, que han sido rechazadas por el PP y "que solo han contado con el apoyo de los concejales del PSOE", tal y como ha afeado la portavoz 'popular'.

Alonso ha justificado el voto negativo del Grupo Popular a estas Ordenanzas "ya que no son las que la ciudad estaba esperando, las que Toledo necesita en un momento de crisis tan grave como el actual, pues no contienen ninguna de las alegaciones planteadas por el PP, como la bajada a los tipos mínimos de muchos impuestos, ni la bonificación de otros, ni la supresión de tasas para ayudar a familias, pymes y autónomos".

Es por ello que, tal y como ha recordado, "al congelarse los impuestos y estar el IPC en negativo, la presión fiscal a la que se verán sometidos los toledanos el próximo ejercicio, será mayor".

En este sentido, la portavoz 'popular' ha lamentando que el Gobierno de Tolón no haya seguido el ejemplo de otras ciudades como Madrid, donde el alcalde José Luis Martínez Almeida ha aprobado una reducción fiscal para el 2021 por valor de 107,5 millones de euros.

"Mientras tanto en Toledo la histórica bajada fiscal de la que presume la alcaldesa se limita a un ahorro de 150.000 euros para los toledanos", ha explicado Alonso, censurando que además de no conceder las ayudas que necesitan los sectores más afectados por la crisis económica, ahora tampoco vaya a "aliviar a las clases medias golpeadas por la crisis" bajando los impuestos.

"No habrá bajada de impuestos"

De su lado, el portavoz del Grupo Municipal de Ciudadanos (Cs) en la capital regional, Esteban Paños, ha afirmado en su intervención que, al contrario de lo que anunciaba el PSOE, no habrá ninguna bajada histórica de impuestos para los toledanos en 2021.

"El tiempo da la razón a Ciudadanos", ha afirmado Paños, quien ya advertía en octubre que "la bajada histórica de la que hablaba el PSOE es, en realidad, una minoración simbólica en algunos recibos".

Ahora, ha dicho, el proyecto de presupuestos del gobierno local para 2021 viene a respaldar esta afirmación y así, con los datos en la mano, el edil ha asegurado que "en 2021, los ingresos por impuestos directos e indirectos bajan 200.000 euros respecto a 2020; esa es la bajada histórica del PSOE".

"Las previsiones de ingresos por algunos impuestos son exactamente las mismas que el año anterior o incluso suben, como ocurre con las plusvalías que pasa de 5 a 5,2 millones de euros", ha dicho, para añadir que algo similar ocurre con las pérdidas por bonificaciones que, en muchos casos, coincide exactamente con las del ejercicio anterior. "En 2020 se cuantificaban bonificaciones en plusvalías por valor de 650.000 euros, exactamente la misma cifra que en 2021", ha alegado el edil.

Desde la formación naranja no pasan por alto el incremento en un 2,44% que sufre el capítulo de ingresos por impuestos directos, un incremento motivado en parte por la recaudación de 1.300.000 euros en concepto de IBI del nuevo hospital, algo que Ciudadanos adelantó en octubre y que el PSOE trató de negar en reiteradas ocasiones.

"Desde Ciudadanos siempre dijimos que había más recursos y, por tanto, más margen para bajar la presión fiscal a los toledanos", ha defendido Esteban Paños, quien ha incidido en que "en este punto, el tiempo también nos ha dado la razón".

El portavoz de la formación naranja en Toledo ha reiterado el voto en contra de su grupo a las ordenanzas del gobierno local argumentando que "no son, desde luego, las cuentas que le hubieran gustado a Ciudadanos" y en este punto ha insistido en que "bajar la presión fiscal, como proponíamos desde Ciudadanos y como están haciendo en el resto de países europeos, hubiera ayudado a las familias y empresas a encarar mejor esta crisis".

En esta línea, ha insistido en la importancia de trabajar para que Toledo sea fiscalmente activa para vecinos y empresas y ha concluido su intervención instando al gobierno local a cumplir el acuerdo de Pleno y realizar una revisión global de ordenanzas fiscales para adaptarlas a la realidad de la ciudad.

Compartir