SE PIDE EL REFUERZO DEL CONTENIDO YA IMPARTIDO

Apuesta de Castilla-La Mancha para no "presionar" a los alumnos con contenido nuevo

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha apostado este martes por un modelo de enseñanza basado en el refuerzo y profundización de los contenidos ya impartidos en el primer y segundo trimestre y avanzar sólo en los que se consideren básicos o esenciales para la promoción o titulación, así como evaluar el esfuerzo del alumnado.

Así lo ha señalado la consejera de Educación, Cultura y Deportes, Rosa Ana Rodríguez, en una rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno celebrado este martes, en relación a las instrucciones aprobadas en materia de educación trasladadas a los responsables de los centros educativos de la región.

Ésta será también la postura que Rodríguez trasladará al Ministerio y a las comunidades autónomas en la Conferencia Sectorial de Educación que tendrá lugar este miércoles para abordar la situación generada en el ámbito educativo a causa de la crisis sanitaria del coronavirus.

La titular regional de Educación ha incidido en que el modelo por el que apuesta el Gobierno regional supone priorizar las tareas globalizadas en los diferentes ámbitos curriculares y el trabajo por competencias, "rehuyendo de la necesidad y presión de terminar los programas educativos", de manera que aboga por "sintetizar y buscar contenidos básicos y elementales para titular y promocionar".

Para ello, ha destacado que es fundamental la labor de coordinación docente que deberá tener como fin la garantía de los procesos y la adopción de medidas que conduzcan a un "equilibrio" en las sesiones del alumnado en casa, en los horarios de las mismas, en las tareas que se deriven, y todo ello teniendo en cuenta la nueva realidad de actividad no presencial.

En este sentido, ha resaltado que las familias y toda la comunidad docente debe entender que "tiene que existir un ajuste de las tareas a realizar por el alumno para no generar frustración en el exceso de las mismas" y "reprogramar" la acción educativa de cara a "repasar y avanzar solo en contenidos mínimos e imprescindibles".

Con respecto a la evaluación, Rodríguez ha recalcado que los criterios serán "flexibles" y conducentes a "valorar el esfuerzo y la actitud de los alumnos ante esta extraordinaria situación", de manera que "ningún alumno puede ser perjudicado en su calificación sobre la que ya tenía en el primer y segundo trimestre".

Además, la consejera de Educación ha puesto el acento en que el calendario escolar de este curso "no sufrirá ningún cambio ni en el período lectivo ni en el no lectivo" y que el inicio del próximo curso será "decisivo" para "potenciar, reforzar y paliar los posibles desajustes de la situación actual", con lo que el primer trimestre enlazará con el tercer trimestre del presente curso que comienza este martes.

En este punto, ha reiterado que la mayor preocupación del departamento que dirige es el final del curso en 2º de Bachillerato y el último ciclo de Formación Profesional.

Los exámenes finales de Bachillerato tendrán lugar los días 5 y 23 de junio, en convocatorias ordinaria y extraordinaria respectivamente.

Las pruebas de la Evaluación para el Acceso a la Universidad (EvAU) en Castilla-La Mancha se celebrarán los días 6, 7 y 8 de julio; y 1, 2 y 3 de septiembre en convocatoria extraordinaria, ha recordado.

Con todo, Rodríguez ha hecho un llamamiento a la "tranquilidad" del alumnado, las familias y los equipos docentes porque "las circunstancias excepcionales no van a influir en los resultados académicos".

Para ello, ha asegurado que se llevarán a cabo todos los “ajustes metodológicos” que sean necesarios para garantizar el proceso de aprendizaje a los alumnos con la ampliación de las competencias digitales en plataformas como 'Papas 2.0' y otro conjunto de herramientas que faciliten la coordinación del profesorado.

También ha indicado que los docentes podrán participar a partir del 20 de abril en el Plan de Formación del Centro regional de Formación del Profesorado.

Compartir
Update CMP