BUSCA UN ACUERDO HISTÓRICO

Pedro Sánchez se desmarca de Iglesias y pide que no haya vetos cruzados a los presupuestos

FOTO: Pedro Sánchez, en el Congreso (Archivo Moncloa) FOTO: Pedro Sánchez, en el Congreso (Archivo Moncloa)

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha vuelto a pedir este sábado que en la aprobación de los próximos Presupuestos Generales del Estado no haya vetos cruzados, desmarcándose de esta manera de la posición de su vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, quien ha vuelto a rechazar que se cuente Ciudadanos y ha reclamado que sean negociados únicamente con los partidos que apoyaron la investidura.

En una entrevista en La Sexta, recogida por Europa Press, el jefe del Ejecutivo ha argumentado que la situación actual es tan inédita que se deberían buscar acuerdos "inéditos" e "históricos". A continuación ha reclamado excluir los vetos cruzados, aunque aclarando que los Presupuestos serán progresistas. Se ha preguntado que por qué aprobar sólo las cuentas públicas con sólo 176 escaños, destacando que se ha excluido Vox y parece que el PP, pero el resto, lo que implica a Ciudadanos, los puede apoyar. Además, a su juicio eso es lo que quieren los ciudadanos, que demandan unidad.

Preguntado si finalmente habrá Presupuestos, ha respondido que tiene que haberlos porque los vigentes se hicieron hace ya tres años. "No me cabe en la cabeza que no haya", ha afirmado.

Reforma fiscal tras la pandemia

Sobre los contenidos, preguntado sobre si los Presupuestos incluirán subidas de impuestos y cuáles, Sánchez ha señalado que la reforma fiscal que siempre ha querido impulsar el Gobierno tendrá que llevarse a cabo cuando pase la pandemia, porque "ahora mismo el objetivo de la política económica es la recuperación, la creación de empleo y el sostenimiento de empresas competitivas"

"Vamos a alinear nuestras política económica a la coyuntura económica. El compromiso de este Gobierno es ensanchar nuestra base fiscal, no ahora mismo, sino en el futuro, cuando hayamos pasado esta enrome crisis, tendremos que hablar de la reforma fiscal", ha explicado.

En todo caso, Sánchez ha hecho hincapié en la necesidad de contar con el mayor número de apoyos posibles para sacar adelante estas cuentas públicas "inéditas", y ha criticado que el PP se autoexcluya, en esta cuestión, y en otras, como la renovación de los órganos constitucionales, como el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

Al respecto, ha avisado al presidente del PP, Pablo Casado, de que si no cumple con la Constitución en esa renovación del CGPJ, puede haber "muchos ciudadanos que piensen legítimamente" que no quiere hacerlo porque cree que la composición actual "le beneficia respecto a casos de corrupción que están siendo juzgados por el Tribunal Supremo.

Caso Kitchen

Asimismo ha calificado de "mala noticia" la imputación en el caso Kitchen del exministro del Interior con el Gobierno de Mariano Rajoy, Jorge Fernández Díaz, porque se trata de hechos "extraordinariamente graves, de la utilización de una policía paralela para tapar un caso de corrupción". "Yo lo que puedo garantizar a la opinión pública es que este Gobierno puso fin a ese tipo de conductas y que está colaborando con la justicia para que se esclarezca hasta el final de esa práctica policial que fue desterrada", ha añadido.

Compartir