18 de noviembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

CRISIS HUMANITARIA

España ofrece Algeciras como puerto de destino para el Open Arms pero el barco lo rechaza

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha ordenado este domingo habilitar el puerto de Algeciras para recibir al barco Open Arms, en el que viajan más de un centenar de migrantes y que se encuentra frente a la isla italiana de Lampedusa.

Sánchez ha tomado esta decisión por "la situación de emergencia que se vive a bordo", tras dos semanas de navegación y ante "la inconcebible respuesta" de las autoridades italianas, y en concreto de su ministro de Interior, Matteo Salvini, de cerrar todos sus puertos.

"La inconcebible respuesta de las autoridades italianas, y en concreto de su ministro de Interior, Matteo Salvini, de cerrar todos sus puertos y las dificultades expuestas por otros países del Mediterráneo Central, han llevado a España a liderar nuevamente la respuesta a una crisis humanitaria", ha señalado el Gobierno en un comunicado.

A pesar de recordar que los puertos españoles "no son ni los más cercanos ni los más seguros para el Open Arms, como los propios responsables del buque han repetido estos días", el Gobierno entiende que, en estos momentos, España es "el único país dispuesto a acogerlo en el marco de una solución europea".

Sin embargo, la ONG Proactiva Open Arms ha descartado el de Algeciras (Cádiz) como puerto para desembarcar a los migrantes a bordo por "no ser viable" y estar a seis días de su ubicación actual, han explicado fuentes de la entidad a Europa Press. "Estas personas necesitan ser desembarcadas inmediatamente. Estamos actualmente en un estado de emergencia humanitaria, y estas personas deben ser desembarcadas ya. Hay resoluciones judiciales que lo están diciendo desde hace días", han subrayado las mismas fuentes.

Desde el Gobierno se recuerda que "la intensa labor" que desarrollan los buques y patrulleras españolas en su zona de responsabilidad, y en especial en el área del Estrecho, "certifican el cumplimiento de los tratados internacionales en materia de derechos humanos" y el "compromiso" de España con su deber de salvamento y asistencia en el mar, así como la "obligación de garantizar la seguridad fronteriza".

Entre 2018 y 2019, los servicios de Salvamento Marítimo, adscritos al Ministerio de Fomento, y de la Guardia Civil, dependientes de los ministerios de Interior y Defensa, han recogido y conducido a los puertos españoles a más de 60.000 personas.

"España es hoy con gran diferencia el país de la Unión Europea que más rescates realiza en el Mediterráneo", ha defendido el Gobierno español, tras recordar el envío hace un año a Europa de "un mensaje ético en circunstancias similares" con la acogida en Valencia al Aquarius.

"Los acontecimientos de estos días vuelven a demostrar la necesidad de renovar ese mensaje y de avanzar y establecer una solución europea, ordenada y solidaria ante el reto migratorio. Resolver la crisis del Open Arms debe servir de impulso a la familia europea para seguir trabajando con los valores de progreso y humanismo que impulsaron su creación y que afianzarán su liderazgo ético en el mundo", ha concluido.

Al menos cuatro se han lanzado al agua

Al menos cuatro migrantes a bordo de la embarcación Open Arms se han lanzado al agua este domingo para alcanzar la isla de Lampedusa (Italia), según puede verse en un vídeo difundido por el fundador de la ONG, Òscar Camps, a través de su cuenta de Twitter.

En las imágenes se aprecia cómo algunos socorristas se acercan a nado a los migrantes que se dirigen hacia tierra firme con la intención de "pararlos", según Camps. "Avisamos hace días, la desesperación tiene límites", ha añadido el fundador de Open Arms, en cuyo barco están confinados 107 migrantes y refugiados desde hace 18 días a la espera de poder desembarcar en un puerto seguro.

COMPARTIR: