TRIBUNALES

14 años de cárcel por un intento de asesinato y otro de homicidio en un bar de un pueblo de Ciudad Real

Audiencia Provincial de Ciudad Real, en una imagen de archivo Audiencia Provincial de Ciudad Real, en una imagen de archivo

Un hombre, J.C.M., ha sido condenado a 14 años y seis meses de prisión como autor responsable de un delito intentado de asesinato y un intento de homicidio ocurrido en enero de 2018 en un bar de Villanueva de los Infantes (Ciudad Real).

La Audiencia Provincial de Ciudad Real ha hecho pública este lunes la sentencia por la que condena a J.C.M. por estos delitos, para los que la fiscalía pedía inicialmente penas de 19 años de prisión y en la que se ha tenido en cuenta la atenuante por embriaguez.

Según la sentencia consultada por Efe, por el delito intentado de asesinato, se le condena a la pena de 8 años y seis meses de prisión, y por el delito de intento de homicidio a la pena de seis años de prisión.

En ambos casos, la sentencia recoge también la prohibición que tendrá el condenado de aproximarse a menos de 200 metros de las dos personas que resultaron agredidas, tras un cruce de reproches que tuvo lugar en un bar de Villanueva de los Infantes y que fue el desencadenante de los hechos.

Como responsable civil, el condenado deberá indemnizará a P.J.S.M. en la cantidad total de más de 200.000 euros y a D.G.L. en la de 25.053 euros, más el interés legal.

Hechos probados

La Audiencia ha considerado probado que J.C.G., de 52 años, estando en el interior de este bar, mantuvo una discusión con P.J.S.M. que se encontraba junto a otras dos personas, D.G.L. e I.J.G.A., tomando una consumición.

En un determinado momento, J.C.G. comenzó a proferir insultos contra el suegro de P.J.S.M. y éste le recriminó "su actitud vociferante y malsonante".

En dicho cruce de reproches, el procesado invitó a P.J.S.M. a salir al exterior para arreglar sus diferencias, sin que quede acreditado que en ese momento entre ellos hubiera ningún tipo de agresión y, a los pocos minutos, el último regresó al interior del local para reunirse con sus acompañantes, mientras que el procesado se marchó en su ciclomotor.

Transcurridos quince minutos, el procesado regresó al bar y pidió una consumición alcohólica, que le fue denegada por el camarero, tras lo cual se dirigió, sin mediar palabra, al aseo de caballeros, del que salió pasados unos segundos y se dirigió nuevamente a la barra para pedir un 'chupito', que se le denegó otra vez.

De forma sorpresiva y repentina

En ese momento, de forma totalmente sorpresiva y repentina, con intención de acabar con la vida de P.J.S.M. y anulando cualquier capacidad de defensa de éste, el procesado se abalanzó sobre él por la espalda y, tras decir "tú no me vas a pegar más", sacó un cuchillo de grandes dimensiones de cocina con mango oscuro que llevaba escondido en su ropa y se lo clavó en el abdomen.

El agredido intentó defenderse de los ataques cogiendo un taburete, pero cayó al suelo al tropezarse con una caja, por lo que su amigo, D.G.L., intervino para detener a J.C.G., aunque éste, lejos de deponer su actitud y con la intención de acabar con su vida también, le asestó una cuchillada en el costado izquierdo.

Tras ello, el procesado salió del establecimiento con el cuchillo entre los dientes, tras limpiarse sus manos ensangrentadas, huyendo en el ciclomotor a su domicilio. Como consecuencia de los hechos, D.G.L., de 28 años, sufrió herida inciso punzante y P.J.S.M., de 37 años, otra herida en región abdominal izquierda.

El condenado se encuentra en prisión provisional desde el día 7 de enero, como acordó el Juzgado de Instrucción 1 de Villanueva de los Infantes. 

Compartir