COMISIÓN DE HACIENDA

El proyecto de tasas y precios públicos de Toledo supera el primer escollo

Este miércoles se ha aprobado en la Comisión de Hacienda de Toledo el proyecto de Ordenanzas de Tasas y Precios Públicos y la concejala de Hacienda, Mar Álvarez, ha solicitado a al Partido Popular y a Vox coherencia con el discurso que estas mismas formaciones políticas defienden a instancias nacionales.

Además, la responsable municipal de Hacienda ha manifestado que el proyecto de Ordenanzas y Precios Públicos para el año 2021 es histórico, ya que supondrá, en líneas generales, la bajada del IBI; la suspensión de la tasa de apertura a establecimientos, comercio y empresas; la congelación del resto de impuestos y tasas y nuevas facilidades en la tramitación y plazos de pago para favorecer al ciudadano, ha informado el Ayuntamiento de Toledo en nota de prensa.

"Mientras aquí nos piden que aumentemos el gasto en partidas sociales o en partidas de empleo, cuando ya hemos incrementado en 300.000 euros la inversión en materia social y en medio millón de euros las ayudas a trabajadores autónomos", ha indicado, en Madrid "votan en contra de un Real Decreto que nos exime del techo de gasto en 2021 y que nos permitirá destinar recursos al ámbito social, a la creación de empleo y a inversiones de mejora de la ciudad".

Así, Mar Álvarez ha lamentado las incoherencias de estos grupos políticos que como ha incidido "deberían votar lo mismo en Toledo y en Madrid si realmente quieren lo mejor para los toledanos y para las toledanas, como hace la alcaldesa Milagros Tolón, quien por encima de consignas de partido siempre ha defendido a la ciudad de Toledo, aquí y en Madrid".

En este sentido, Mar Álvarez ha subrayado que gracias a la gestión del equipo de Gobierno de la alcaldesa Milagros Tolón "estamos ante una bajada fiscal histórica" que como ha recordado contempla la suspensión de la tasa de apertura a establecimientos, comercios y empresas, es decir, "cualquier empresa que se instale y haya cambiado su ámbito de actuación no tendrá que pagar nada por la licencia de apertura".

Además, ha añadido, "habrá una bajada del IBI en cuantía similar a la bajada del IPC interanual, esto es, medio punto porcentual, y se facilitarán aún más los trámites y los plazos de pago, de forma que éstos últimos sean más favorables al ciudadano".

La concejala de Hacienda ha reiterado que el ejercicio económico cerrará con unas cuentas saneadas que permitirán la amortización total de la deuda del Ayuntamiento con las entidades financieras y comenzar el año 2021 con deuda cero y ha valorado la supresión de las reglas fiscales aprobadas en el Congreso este martes.

Por último, Mar Álvarez ha lamentado que una vez más "el PP se alíe con la extrema derecha dando la espalda a las demandas de las entidades locales y, con ello, a las necesidades de los vecinos y vecinas de Toledo".

IU "logra" el cobro a bancos

De su lado, el Grupo Municipal Izquierda Unida-Podemos de Toledo ha destacado que ha conseguido que el Ayuntamiento de Toledo "cobre cinco veces más de lo que ha percibido hasta ahora a las entidades financieras por los cajeros automáticos que ocupen vía pública".

Su portavoz, Txema Fernández, ha señalado que se va a pasar de cobrar alrededor de 100 euros por cajero automático a 572,52 euros al año a aquellos que ocupen vía pública, ha informado la formación en nota de prensa.

Por otro lado, ha lamentado que el PSOE, "junto a la derecha y ultraderecha, haya votado en contra de cobrar el Impuesto de Bienes Inmuebles y el Impuesto de Construcciones, Infraestructuras y Obras a los establecimientos sin culto de la Iglesia".

De esta manera, ha tildado de "poco ambicioso" el Proyecto de Ordenanzas que ha presentado el Gobierno local y que sólo ha sido aprobado por el concejal No Adscrito.

El PP dicen que aumenta la presión fiscal

De su lado, la concejal del PP en el Ayuntamiento de Toledo, Amparo Granell, ha alertado de que la presión fiscal subirá en 2021 en Toledo tras la aprobación inicial del proyecto, que ha contado con el voto en contra del PP porque "dará la puntilla definitiva a la economía, supondrá el cierre de negocios, la pérdida de cientos de empleos y la ruina de la ciudad".

Así se ha expresado Granell, que ha señalado que no se han aceptado ninguna de las alegaciones planteadas por el PP para rebajar los impuestos y tasas de forma generalizada hasta los mínimos legales y para poner en marcha bonificaciones en beneficio de los más afectados por la crisis.

La concejal ha señalado que "cuando lo que necesita Toledo más que nunca es una bajada de impuestos y tasas y frenar la curva fiscal ascendente que ha provocado el PSOE durante 13 años, el Gobierno municipal lo único que ofrece como medida estrella es una bajada insignificante del 0,5% en el IBI urbano".

Granell ha censurado que "ni siquiera el Proyecto de Ordenanzas de Tolón refleje la bajada del 0,5% del IPC interanual" por lo que la presión fiscal en Toledo subirá el próximo ejercicio, ha informado el PP en nota de prensa.

Análisis de Cs

El portavoz de Ciudadanos (Cs) en el Ayuntamiento de Toledo, Esteban Paños, ha asegurado que "el gobierno local, teniendo margen para bajar impuestos, ha optado por seguir aumentando la presión fiscal en unos momentos muy complicados para vecinos y empresas".

En declaraciones a los medios tras participar en la Comisión de Hacienda, el edil ha lamentado la postura del PSOE: "no ha buscado el consenso y los votos así los demuestran, porque ha sacado adelante su propuesta fiscal con el respaldo únicamente del concejal no adscrito que, hay que recordar, venía de VOX".

Esteban Paños cree que la decisión del ejecutivo local, de no aceptar propuestas para aliviar la presión fiscal en este momento de crisis, es un "error" porque, ha asegurado, "muchos vecinos, autónomos y empresas lo están pasando muy mal y el Ayuntamiento cuenta con recursos para bajar impuestos". En este punto, el edil se ha referido a la suspensión de la regla de gasto, el fin de la deuda municipal y los ingresos de 1.500.000 de euros que, a partir de ahora, recibirán las arcas municipales por el IBI del nuevo hospital.

Teniendo en cuenta este nuevo contexto favorable, los concejales de Cs en Toledo habían presentado hasta 18 alegaciones a las ordenanzas fiscales y precios públicos para 2021. Entre ellas, destacaba "la reducción de 6 y 10 euros los recibos de basura, así como bajar el resto de tasas municipales un 0,5%, conforme a la caída del IPC". Además, Cs proponía "disminuir el tipo de gravamen aplicable a impuestos como el IBI y las plusvalías e introducir y ampliar bonificaciones en impuestos como el IAE y le ICIO". Propuestas, todas ellas, rechazas por el equipo de gobierno, ha informado Cs en nota de prensa.

No obstante, Esteban Paños sí ha mostrado su satisfacción por que, tras la presión ejercida por la formación naranja, la Comisión de Hacienda ha votado finalmente las propuestas fiscales de todos grupos presentes en el Ayuntamiento de Toledo y no sólo las del PSOE, como era la intención inicial del gobierno local. "Es de justicia para los vecinos que se escuchen todas las propuestas", ha afirmado Paños, que no se opone a una revisión del reglamento para "garantizar, sin lugar a interpretación, que los grupos pueden hacer sus propuestas fiscales sin cortapisas".

Compartir