DETENIDOS DURANTE UN CONTROL POLICIAL

Pillados en Albacete dos estafadores que se habían desplazado a la ciudad para hacer de las suyas

La Policía Nacional ha detenido en Albacete a dos vecinos de Alicante que, supuestamente, se habían trasladado a la ciudad castellanomanchega con el objetivo de cometer estafas mediante la técnica del 'SIM swapping'.

Los dos estafadores, que han sido detenidos por los delitos de falsificación documental y tentativa de estafa, fueron detectados en un control policial que se estaba realizando en Albacete, según ha informado la Policía Nacional en una nota de prensa.

Cuando los agentes dieron el alto al vehículo en el que viajaban y solicitaron a los ocupantes su documentación, uno de ellos entregó una fotocopia de un DNI junto con una denuncia en la que justificaba la sustracción de un teléfono móvil y del documento original.

Al inspeccionar el vehículo, los agentes hallaron varias fotocopias de supuestos documentos de identidad con diversos nombres, así como denuncias falsificadas, por lo que iniciaron una investigación.

Las primeras gestiones permitieron descubrir que estas dos personas habían estado en la ciudad visitando diferentes establecimientos de operadoras de telefonía para solicitar duplicados de tarjetas SIM de varios teléfonos, para lo que utilizaban los documentos falsos.

Sin embargo, "afortunadamente todos los establecimientos de telefonía que visitaron extremaron sus medidas de seguridad y los estafadores no consiguieron su objetivo", ha explicado la Policía.

Además, los agentes contactaron con las potenciales víctimas indicándoles que debían extremar las medidas de seguridad con sus respectivos servicios de banca a través de internet, cambiar las claves de acceso, establecer alertas para cada movimiento de dinero, y bloquear aquellos movimientos que les resulten extraños.

Varias fases

Esta modalidad de estafa, conocida como 'SIM swapping', se desarrolla en varias fases: primero, los delincuentes se hacen con los códigos de acceso a los servicios de banca digital de la víctima mediante el envío de correos maliciosos; después se trasladan a una tienda de telefonía donde se hacen pasar por la víctima aportando documentación falsificada para solicitar un duplicado de la tarjeta SIM, y ya con el duplicado acceden a la banca online y realizan transferencias o solicitan créditos.

La Policía Nacional ha recomendado a los usuarios de los servicios de banca digital que no confíen en los correos electrónicos que supuestamente proceden de sus entidades bancarias pero en los que les solicitan datos personales, claves de acceso, o les solicitan pinchar en un enlace.

Compartir