PAQUETE POSTAL CON DROGA

Un castellano-manchego recibe un paquete "sospechoso" y automáticamente lo detiene la Guardia Civil

Imagen de archivo Imagen de archivo

Efectivos del Puesto Principal de la Guardia Civil de Almansa (Albacete) han detenido a un vecino de esta misma población, de 31 años, como presunto autor de un delito contra la salud pública, en la modalidad de tráfico de drogas, al hacerse cargo de un paquete postal que contenía 1.000 gramos de hachís.

Según han informado desde la Comandancia de Albacete en una nota, la Guardia Civil tuvo conocimiento de la recepción, en la sede de una empresa de mensajería de Almansa, de un paquete que desprendía un fuerte y característico olor a hachís y cuyo destinatario era un vecino de la localidad.

Se montó entonces un dispositivo policial que consiguió identificar al destinatario e interceptar el paquete sospechoso que acababa de recoger.

Tras su apertura, se localizaron en su interior diez paquetes perfectamente precintados y embalados que contenían 1.000 gramos de una sustancia estupefaciente de color marrón, que tras ser sometida a un narcotest dio positiva en hachís.

Con esta intervención, la Guardia Civil ha evitado que las 2.000 dosis que se hubiesen podido elaborar con el hachís incautado se pusieran a la venta entre los futuros consumidores.

La actuación policial se enmarca dentro de los servicios que la Guardia Civil de Albacete tiene activados en toda su provincia encaminados a la detección y erradicación de los lugares en los que puedan producirse, distribuirse o venderse sustancias estupefacientes.

Las diligencias policiales, instruidas por el Área de Investigación de la Guardia Civil de Almansa, fueron entregadas, junto con el detenido, en el Juzgado de Instrucción número 2 de la localidad albaceteña.

Compartir